para el amoroso que inspira letras

El reposo de la era, avanza sigiloso y cubre el universo donde habitas, acojo tu silencio inexplicable y abrazo la disidencia que te agobia, tus normas obsoletas me disipan, pero tu penumbra me ruega que te roce, que te roce sin romperte... ¡ que te roce sin romperte !, y allí, en medio de tus guerras viscerales, la nobleza engalana a tu ausencia y tu vigilia, tu infierno y pesadilla, tu rudeza y desvarío, tu agobio y abandono.

La nobleza te rescata del abismo de tu orgullo.

Al anochecer, te aferras al azar en que mi mano sin reparo, descubre tu potencia que plena me alimenta; y con alas etéreas sostengo tu desdicha y fluye y se trasmuta al universo que me invento, recibes un nombre eterno: che ti ama -el que te ama-, y te haces emperador y rey de un espacio de estaciones sin tiempo, inviernos, veranos, otoños, primaveras, encriptadas en la geografía que recorres, este laberito que reconoces, un mapa de latidos, variantes y fluídos en el cuerpo de los mimos.

el cuerpo de los mimos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: