De repente, llaman a la puerta

De repente, llaman a la puerta


De repente, llaman a la puerta (Suddenly, A Knock At the Door) es la última colección de cuentos desencajados del escritor y guionista israelí, Etgar Keret, quien trae consigo una especie revitalización a un género que es el vehículo perfecto para este tipo de invenciones.

De repente, llaman a la puerta tiene el formato de cuento corto, lo que le permite a un escritor realmente interesante como lo es Keret puede introducir una idea, desarrollarla en profundidad en una página o en tres o cuatro, y luego cerrarla de forma abrupta pero justa, logrando que sea tentadora, desconcertante y oscuramente divertida en medidas casi iguales.

En De repente llaman a la puerta, el autor presenta cuentos de fantasía especulativa dignos de la mejor ciencia ficción de Ray Bradbury. Aquí, las mentiras y excusas de un hombre comienzan a convertirse en realidad; pero una cosa sí es cierta: por muy escandalosa o desagradable que resulte la premisa de la historia, ésta tiene su origen en una especie de realismo. Resulta imposible no prestarle atención al vuelo de la fantasía o de la locura que Keret logra en esta obra: muchas de las historias tienen lugar en ciudades y pueblos reconocibles o nombrados de Israel; del mismo modo, la prosa de Keret (a menudo descrita como "magra") está firmemente conectada a la realidad del diálogo y el habla cotidiana.

De repente llaman a la puerta es una colección fantástica, que desborda de ingenio y visión. Las historias, alrededor de 40, son de distinto calibre aunque todas tienen gran intensidad, dejándote pasmado y deslumbrado a la vez por una idea brillante y/o desconcertante seguida de otra casi sin pausa. Una cosa más: en todas las historias de esta gran obra literaria, también hay un profundo conocimiento psicológico y una enorme apreciación de los sentimientos y de las emociones humanas, lo que resulta conmovedor e incómodo a la vez. Muy recomendable.

Etgar Keret

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: