Impresionismo

RENOIR

¿Quién era Renoir?

Renoir era un pintor francés del siglo XIX perteneciente al estilo artístico conocido como IMPRESIONISMO. Su nombre completo era Pierre-Auguste Renoir. Nació un 25 de febrero de 1841 y su muerte se produjo un 3 de diciembre de 1919. Sus obras ofrecen un aspecto sensual del impresionismo y conservaba cierta noción tradicional en su pintura recogiendo escenas alegres en la naturaleza.

Renoir procedía de una familia francesa numerosa y humilde, de hecho, era el sexto de siete hijos. Su padre era sastre de profesión y su madre costurera. Durante su temprana infancia acudía a una escuela religiosa y, durante aquella época, ya demostraba una gran habilidad para la música. Ingresó en el colegio religioso en 1848, donde permaneció durante unos seis años. En 1854, cambió de estudios ingresando en el taller de Lévy, donde aprendiera a pintar en óleo sobre piezas de cerámica. Enseguida comenzó a destacar por su gusto y su habilidad en el arte del dibujo. Durante los siguientes tres años aproximadamente, se rebuscó la forma para acudir a clases gratuitas de dibujo y aprovechaba cada oportunidad de dibujar hasta encima de un trozo de carbón. Dada la precaria situación económica de su familia, ésta era la única opción que tenía para avanzar en sus estudios y mejorar sus habilidades.

Impresionismo

En aquella época, el artista vivía cerca del Louvre, uno de los museos más famosos de Francia. El Louvre era un antiguo palacio que, tras la revolución francesa, fue convertido en un museo para exponer las obras artísticas de los grandes maestros. Renoir lo convirtió rápidamente en uno de sus lugares favoritos y lo frecuentaba para pasar hasta varias horas dentro de él. Además, era un gran observador y observaba con gran atención y cierto placer a las calles estrechas, a las mujeres en los mercadillos… para absorber cada detalle y cada movimiento.

A la edad de diecisiete años comenzaba a pintar abanicos y escudos de armas para ayudar a uno de sus hermanos, cuya profesión era la de grabador heráldico.

Las dos mayores fuentes de inspiración de este gran artista eran el Louvre y Delacroix (pintor francés, quien nació a finales del siglo XVIII).

Los inicios de Renoir como pintor, dada su procedencia humilde, se presentaron como tiempos difíciles. No obstante, contaba con la valiosa ayuda de diferentes amigos que conocían su talento y le conseguían varios contactos y contratos para pintar. Renoir buscaba su inspiración en la naturaleza en las afueras de la capital parisina.

En verano de 1870, su trabajo se veía interrumpido por la Guerra entre Francia y Prusia. Participó en esta guerra durante un año, tras lo cual regresó a Paris, pero obtuvo la oportunidad de pintar un retrato a lo largo de este año. Tras su regreso se dedicaba de lleno a la pintura. No obstante, se hallaba con la dificultad de encontrar un lugar donde exhibir sus obras. Nuevamente contaba con la ayuda de sus amigos que encontraron un fotógrafo dispuesto a prestar su taller para que el joven artista expusiera sus obras.

En 1883, tras obtener una visión artística, Renoir se mudó a Montmartre donde permanecería durante los siguientes once años y halló nuevos amigos en este lugar. Durante este período pintaba varias de sus obras más famosas inspiradas en su vecindario y en los jardines.

A finales del siglo XIX cayó incluso en una depresión por una insatisfacción que sentía y decidió cambiar ciertos aires en la pintura.

En 1890 concluyó matrimonio con una joven francesa que le dio dos hijos a Renoir. Ya en esa época, su vida estaba marcada por continuos viajes y cambios de residencia en pos de la inspiración que necesitaba para seguir pintando.

Renoir se caracterizaba por ser un personaje despierto, inquieto y curioso, quien tuvo sus inicios difíciles, marcados por la pobreza, pero pudo avanzar gracias a la ayuda de sus amigos que encontraba a lo largo de su vida y le echaban una mano para poder surgir como el gran artista que era.

Impresionismo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: