Ayer, estaba totalmente rabiosa de dolor con las muelas, no tenía ni una sola pastilla en casa para los dolores, porque me las e comido literalmente estos últimos días, además al ser festivo no tenía ni idea de a que farmacia ir.

     No voy a mentir, parecía mi gata en pleno celo, me revolcaba por el sofá, me ponía con las piernas en el respaldo del sillón, boca abajo, no sabía como ponerme (tengo que reconocer que boca abajo en el sillón se me pasó durante un rato, aunque sospecho que porque se me había subido toda la sangre a la coleta) Entonces, veo a mi chico teclear en el portatil, había encontrado un montón de REMEDIOS CASEROS, algunos decidí probarlos, pero al final lo único que conseguí fué tener el aliento como si abrieras la puerta de un bar de carreteras abandonado.Masticar clavos (de especias claro), ponerte sobre las muelas una bolsita de té verde humeda, cebolla cruda, hacer gargaras con alguna bebida con alto porcentaje de alcohol... en fin, terminé con la lengua dormida, mal aliento, y peor sabor de boca, para al final calentar con la plancha pañitos y ponermelos sobre el moflete.

    Esto me llevó a una conclusión, solo las abuelas, y solo ellas, pueden hacerte estos remedios y que den resultado, si te los haces tú, no te hacen efecto, y ante esto yo solo puedo decir, pon una abuela en tu vida.

     los remedios caseros, no siempre funcionan, hay que recordar siempre, que ninguna persona es igual que otra, y las dolencias no son una excepción. Así, que tienes dos opciones, hacer como yo, y probar tecnicas abueliles para los dolores o te vas a urgencias, la verdad es que después de la noche tan mala que he pasado, me arrepiento de no haber elegido la segunda opción.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: