Relajación en pareja: masaje erótico

Recibir un masaje no solo sirve para calmar dolores. Podemos usar el masaje para rebajar tensiones o después de un intenso trabajo muscular. Lo masajes regeneran cuerpo y mente.

Para hacer que la energía fluya entre dos personas y con ella se cree una sensación de unión no hay nada mejor que un buen masaje erótico.

Es conveniente que antes de comenzar el masaje en pareja ambos se den una ducha de agua caliente seguido de un chorro de agua fría para dilatar los poros e ir preparando a la piel.

Lo normal es sentarse uno en frente del otro con los ojos cerrados, cogerse de las manos y comenzar unos ejercicios de respiración, que durarán unos diez minutos o hasta que las dos personas estén en sintonía.

El que comienza el masaje, ha de utilizar movimientos lentos, ya que cada uno de estos movimientos deben ser asimilados por la otra persona.

Es importante que las dos personas inhiban todo el pensamiento y pasen la mayor parte del tiempo con los ojos cerrados.

El uso de cremas o aceites ayudará a la relajación y a la sensación de placer, de esta forma el masaje puede realizarse dentro la bañera si se desea.

El que masajea ha de hacer los movimientos con la yema de los dedos sin apretar demasiado y parándose a menudo en el pecho, cerca del corazón.

Tocar el interior de la oreja y el lóbulo en círculos resulta muy excitante y relajante.

La cara es otra parte del cuerpo de nuestra pareja que no se nos debe olvidar masajear: pasar los dedos sobre los labios y las mejillas suavemente es muy placentero para la otra persona.

El cuello se puede masajear y también soplar delicadamente. Podemos besar el cuello mientras se roza la parte interna de los brazos de la otra persona.

La lengua es otro instrumento que puede usarse para masajear el cuerpo de tu pareja.

Realizando todos estos ejercicios estaremos más unidos a nuestro amado o amada y la relación será más fácil de disfrutar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: