Relaciones de pareja entre hombres y mujeres: generalidades y diferencias.

Las relaciones humanas son entendidas como los vínculos y los diferentes lazos que crean las personas en diferentes ámbitos, existen muchos aspectos que influyen en su fortalecimiento y deterioro, como la comunicación verbal y no verbal, la parte afectiva, emocional, psicológica y social. Dependiendo del ámbito social en que nos relacionemos pueden ser de tipo jerárquico como ocurre en lo laboral y se consideran relaciones de tipo secundario y utilitario, en ellas la comunicación y seguimiento de instrucciones es fundamental, y las de tipo primario que son las familiares y donde prima el aspecto afectivo y emocional.

Dentro de las relaciones primarias encontrarnos las relaciones de pareja, que son igualmente complejas. En ellas dos personas conviven con su diferencia de género, pensamiento, hábitos y comportamientos particulares y deben acoplarse para llevar su relación en armonía. El cerebro de hombres y mujeres funciona de manera diferente y aunque la parte biológica y física es la que más destaca, es lo que no se ve lo que marca la divergencia.

Las diferencias existentes entre hombres y mujeres a veces crean brechas difíciles de superar; los hombres son menos dados al detalle, y se les dificulta expresar sus sentimientos a diferencia de las mujeres que si son mucho mas afectivas y expresivas porque tienen más desarrollado el lenguaje verbal y no verbal, y porque desde la crianza se inculca que es positivo en las niñas ser emocionales, afectivas y sentimentales y en los hombres es positivo ser fuertes, protectores y guardar sus sentimientos.

Como las mujeres son mucho más detallistas y memorizan mejor las fechas particulares muchas veces esto origina conflictos de pareja en los que ellas reclaman mayor atención y cariño, y si ellos quieren mejorar como pareja deben empezar a modificar estos aspectos. Los hombres tienden a ser mas egoístas en el sentido que dedican todo su tiempo a su trabajo, sus pasatiempos personales y sus amigos, esto generalmente ocurre cuando se sobrepasa cierto tiempo de relación y la rutina los absorbe al punto que no disfrutan de la compañía del otro. En este sentido la comunicación juega un papel fundamental, hablar y expresar lo que se siente sobre el particular de manera asertiva es un buen inicio de mejora.

Las mujeres por su parte son mucho más dadas a "sermonear" a los hombres. En las discusiones de pareja ellas recuerdan pequeñeces que los hombres olvidaron, momentos y situaciones específicas que muchas veces no tenían relación directa con el motivo del conflicto inicial pero que las mujeres siendo tan emocionales traen a relucir. Esto es una falla grande que muchas mujeres no aprenden a superar y con el tiempo deteriora la relación y termina en rompimiento.

Los celos son otro aspecto que se presenta tanto en hombres como en mujeres. La diferencia es que los hombres expresan sus frustraciones e inseguridades con una agresividad de tipo físico, sexual y muchas veces psicológico y la mujer utiliza la agresión verbal y emocional para enfrentar estas situaciones.

Este es el motivo por el cual la violencia de género golpea mayormente a las mujeres. En estos casos la relación puede ser de tipo dominante-sumiso donde el celoso es el dominante y la otra persona determina qué papel cumple en este conflicto. Muchos celosos se vuelven manipuladores haciendo creer que su pareja da motivo para sus arranque de celos, haciéndolas sentir culpables por comportamientos cotidianos normales. Aunque en relaciones disfuncionales las agresiones violentas de tipo físico y psicológico se da de parte y parte, alcanzando y dañando a los hijos y otros miembros de la familia.

Es en este tipo de relaciones donde la otra persona debe tomar una decisión que determine cuánto vale su autoestima y su valía personal y hasta donde estaría dispuesta a llegar para complacer al otro. Las personas que soportan malos tratos de su pareja sienten que no son nada sin el otro o que son solo una extensión de ellos .

Así mismo las diferencia en el ámbito sexual son notables, los hombres manejan una libido mucho mayor y el sexo para ellos es un aspecto primordial. Para las mujeres la sexualidad está ligada directamente con la parte afectiva por ello su apego a una sola pareja es mucho mayor en proporción al hombres quien es mas dado a ser infiel o a tener mayores parejas sexuales a la vez. Los hombres muchas veces exigen de sus parejas ciertas prácticas sexuales que las mujeres rechazan por razones de tipo personal o cultural, y es por esto que en sociedades machistas el hombre separa su vida sexual de la de pareja, explorando su sexualidad en otros espacios donde su pareja no tiene cabida. Si hay un aspecto donde las parejas no llegan a entenderse plenamente es en la parte sexual. Y muchas veces se dan ciertas concesiones y ciertas libertades donde los dos se sientan cómodos pero esto está ligado directamente con los principios morales y las creencias personales de cada uno y para muchos es más fácil simplemente mentir que encarar su falta de compromiso.

Muchas veces las pautas de crianza desarrollan hábitos de comportamiento inadecuados que a la otra parte le es difícil tolerar por mas amor que le profese a su amado: El desorden, los gustos opuestos en la comida, el comer a deshoras y en momentos inadecuados, el escuchar música o televisión a todo volumen, malos hábitos de higiene, el no escuchar cuando el otro le habla, estar siempre pendiente del celular; esperar que todo se lo haga su compañero sin ayudarlo en lo más mínimas tareas cotidianas; la mala relación con los familiares y amigos de su pareja., entre otros muchos son aspectos que se deben modificar a la hora de mejorar y fortalecer la relación. Porque a la final la relación es de dos y son los dos quienes deben adaptarse para que mutuamente la convivencia sea lo más equilibrada y llevadera posible.

Y aunque en momentos de desesperación y crisis pensemos que los hombres y las mujeres no tenemos nada en común y que definitivamente deberíamos vivir en mundos separados, es bueno aceptar que eso hace que nos complementemos tan bien como el ying y el yang: hombre – mujer; negro – blanco; pasivo - activo; noche - día; femenino - masculino.

Estos conflictos son plasmados en muchos libros cuya temática son las relaciones de pareja y menciono específicamente una frase del libro Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus que resume el secreto del éxito en estas relaciones: "Cuando los hombres y las mujeres son capaces de respetar y aceptar sus diferencias, el amor tiene entonces la oportunidad de florecer"

parejas en discordia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: