Despojos es una palabra demasiado fea para unos productos que realmente son exquisitos pues con muchos de ellos se preparan platos que se encuentran en la gastronomía popular de toda la vida en España como son por ejemplo, los callos. El hígado, sesos, criadillas, riñones, mollejas, etc, apasionan a unos y producen rechazo a otros, todo depende del ambiente familiar en que cada uno se haya criado.

fotografia

fotografia

Si a un niño le acostumbran a comer sesos rebozados desde su más tierna infancia se acostumbra a este sabor a su paladar y lo encontrará delicioso todo lo contrario, lo rechazarán si nunca lo han probado. Lo cierto es que en nuestro país los productos de casquería han experimentado un importante crecimiento de ventas y esto se debe a las dificultades que pasan muchas familias que hace mucho tiempo que no pueden ver un filete den ternera.

fotografia

fotografia

fotografia

En Madrid recientemente han abierto La tasquería, una tasca donde se ofrecen estos productos. Pero restaurantes donde degustar estos productos los hay de toda la vida pues en Barcelona es muy popular Ca L´Isidre (Casa Isidro) famoso por sus manitas de cerdo, callos, los sesos con manteca, etc. En muchas provincias españolas se pueden encontrar restaurantes de solera especializados en estos productos de antigua tradición española de todos los tiempos.

¿Quien no ha saboreado los "minutejos"? Comer un bocata de "minutejos" en Madrid de madrugada después de una noche de fiesta sabe a gloria y no es otra cosa que oreja de cerdo cortada en lonchas y pasada por la plancha con algo de salsa picante que sabe que es una delicia.

fotografia

Ahora cuando parece que la casquería vuelve y que muchos dicen descubrirla, lo cierto es que no se ha ido nunca, solo que ha estado algo marginada como si fueran productos de segunda cuando en realidad son sabores de primera.

 

Criadillas de ternera rebozadas al limón.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: