Los refrescos son la ayuda perfecta para levantar el animo cunado el calor aplasta, y el que vamos a conocer a continuación tiene que servirse muy frío, para saborear la mezcla de los licores con el café.

Necesita para hacerlo lo siguiente:

- Un huevo fresco.

- Un tazón de café con leche.

- Un vasito de Coñac.

- Un vasito de Oporto.

- Azúcar para endulzar a gusto.

La preparación es sencilla y rápida, así es que cuando todos estén juntos es la hora propicia para prepararlo.

Realice un batido enérgico entre el Coñac, el Oporto y el huevo fresco.

Luego, lentamente agregue el tazon de cafe con leche frío.

Pongale azucar segun las preferencias y dejelo unos instantes en el refrigerador. Sírvalo rápdamente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: