La muerte indudablemente nos pone a pensar en algun momento de nuestras vidas, y muy seguramente nos genera un sentimiento de temor ya que no desearíamos dejar de existir permanentemente, a menos que estes deprimido y no le encuentres sentido a la vida, pero eso ya sería otro tema de reflexión.

Entonces nos preguntamos si existe una alternativa a ese final inevitable, una forma de seguir existiendo como ser conciente y de alguna manera trascender a la muerte. Muchos de nosotros encontramos esta respuesta en las distintas religiones las cuales nos brindan una explicación la cual aceptamos generalmente sin reflexionar mucho sobre el tema, como una cuestión de fé.

Este es el eje central sobre el cual se sostienen la mayoría de las religiones, en el miedo natural que tenemos los seres humanos hacia la muerte, el cual hace parte del instinto de conservación de la especie cuyo objetivo es evitar la autodestrucción. Entonces nos ofrecen una salvación, una vida eterna, la cual alcanzamos si seguimos determinado patrón de comportamiento.

Se necesita entonces de mucho valor para aceptar la teoría de que cuando fallecemos nuestro cuerpo físico se desintegra, por consiguiente nuestro cerebro y nuestra conciencia de la vida dejan de existir, volvemos a hacer parte de aquel ente al que siempre pertenecimos, a la Naturaleza, solo que de una forma diferente. "Todos alguna vez fuimos parte de una estrella" siendo consecuentes con la Teoría del Big Bang, y "la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma" según  una Ley de la física, y es que esta es la explicación que nos ofrece la Ciencia, la cual ha sido incapaz de demostrar la existencia de algún ente invisible que sobreviva a la muerte.

Personalmente concuerdo con el pensamiento científico, pienso que la muerte no es más que un proceso natural de cambio, en el que dejamos de existir como seres humano pensantes. Pero muchos se preguntan entonces que pasa con el alma o espíritu.

Desde muy jóvenes se nos ha enseñado que el ser humano se compone de una parte física y de un parte espiritual, cuerpo y alma, utilizando la religión el alma como un instrumento de trascendencia, argumentando que en al momento de morir es el cuerpo el que deja de vivir, más no el alma, la cual sobrevive a la muerte, cuyo destino puede ser el cielo o el infierno, según la religión católica, o la reencarnación, ségún otras religiones.

En este punto todo se resume a que pensamiento preferimos seguir, si al pensamiento científico o al pensamiento religioso, esto dependiendo de la enseñanza recibida y de la experiencia personal, de lo que nuestra inteligencia nos incline a decidir según nuestro razonamiento lógico o según nuestra vinculación religiosa.

El objetivo de este goo no es más que exponer mi punto de vista sobre la muerte, no afirmo que mi posición sea la verdadera y que las demás esten equivocadas, siempre trato de tener mente abierta y escuchar las opiniones de los demás respetando cada punto de vista, pero al mismo analizando los argumentos y aplicando la lógica que mi inteligencia y enseñanzas me permiten aplicar.

El único mensaje que me gustaría plasmar sería el de no seguir determinada doctrina por puro temor, sin preocuparnos de estudiar otros pensamientos, el de cerrar nuestra mente a lo más bonito o conveniente, cada uno de nosotros hemos sido dotados de algo maravilloso llamado razonamiento, entonces usemolo en cada momento de nuestra vida, estando así siempre seguros de lo que hacemos, de el porqué lo hacemos y para qué lo hacemos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: