La libertad

El ser humano siempre ha tenido la aspiración de ser libre, aunque en muchas ocasiones el concepto de libertad no se tiene del todo claro. 

Existen pocos conceptos que sean capaces de inspirar tanto y que lo hagan en tantos sentidos como ocurre con el término libertad. 

La libertad, en su sentido más amplio es un derecho al que todos los seres humanos aspiran, también se le puede aplicar la interpretación de que es algo individual, y de este modo cada uno la interpreta como cree conveniente. 

La existencia de la libertad

Es difícil plantear una definición del término libertad, pues hay quien piensa que ya nacemos con ella limitada, por lo menos en cuanto al tiempo se refiere ya que cuando llega la muerte esta se pierde. Sin embargo para otros este aspecto es el que hace que el ser humano sea libre. 

Tratando de encontrar una definición, también hay factores que la limitan como pueden ser algunos aspectos relacionados con la ética y que consiguen que la libertad se vea reducida en relación con los demás. Sobre esta cuestión Jean Paul Sartre pronunció la famosa frase: "Mi libertad termina donde empieza la de los demás", es una norma lógica de convivencia, pero no dejar de ser contraproducente. 

La libertad y su diferente interpretación 

Para una gran mayoría de personas el ver un pájaro volando le inspira la imagen de libertad, pero la principal diferencia entre un ser humano y cualquier animal es la capacidad que cada uno tiene para poder decidir de manera libre lo qué se quiere hacer. Los animales pueden decidir sobre sus necesidades más básicas y siempre lo hacen movidos por su instinto. Mientras que las personas toman decisiones para cubrir esas necesidades, aunque a veces estas son contriarias a lo que siempre les ha indicado su propio instinto. 

Los limites de la libertad 

Si la libertad no se sabe manejar de manera inteligente puede terminar por convirtiéndose en un problema, ya que aunque nadie quiere reconocerlo la libertad tiene muchos enemigos y la mayor parte de las veces el peor enemigo es uno mismo. 

En este sentido la sociedad tiene mucha culpa, puesto que sigue multitud de reglas y normas con las que muchos están en desacuerdo. Son vistas como restricciones a la libertad personal de cada uno y que muchos terminan aceptando porque creen que así hace lo mejor para defender un supuesto interés general.

Para concluir se puede decir que la libertad  consiste en hacer aquello que se debe hacer y no lo que cada uno quiere, ser libre y conseguir la libertad es algo que cada uno debe hacer a su manera. 

 


 

 



 

 

 

La libertad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: