fotografia

Según publican varios medios "un falso curandero de 54 años español ha sido detenido por abusar de sus clientas con la excusa de curarlas" y escriben "falso" como si existieran curanderos que no lo fueran. Este "sanador" cobraba 10 euros por visita y su recomendación era que las sesiones debían repetirse dos o tres veces semanales por lo que así se aseguraba unos ingresos mensuales muy saneados.

fotografia

Este curandero, anteriormente pintaba pisos pero dada la cualidad de detectar enfermedades entre familiares y vecinos, se hizo popular en su barrio y le permitió dejar las brochas y dedicarse a esta profesión de curandero (muy antigua por cierto) que permite engañar a gente inocente. En este siglo XXI, cuando la medicina ciéntífica a conseguido hacer frente a las más graves enfermedades, ha erradicado la polio, la viruela y muchas enfermedades infecciosas y de otros tipos que hicieron estragos en la antigüedad, la gente sigue yendo a los curanderos.

fotografia

Los que se dedican a ejercer de curanderos suelen ser personas de poca preparación cultural pero si de un fuerte poder de convicción que explotan entre personas que a su vez tiene escasos conocimientos (o ninguno) de medicina y pocas luces en general.

La medicina actual ya le está haciendo frente al sida y otras enfermedades emergentes que están en continuo estudio para atajarlas en sus inicios. Se ha descubierto el ADN que permite detectar enfermedades hereditarias y se están haciendo grandes progresos en el cáncer de mama que se detecta ya y se elimina en sus inicios, no obstante aún hay mujeres que van al curandero para que le toque los pechos y las engañe. 

fotografia

Se ha escrito mucho sobre curanderos, sanadores, etc, se han hecho programas de televisión y se han encarcelado muchos de ellos, no obstante muchas personas siguen acudiendo y creyendo en ellos. ¿Porque hay personas que afirman haber sanado de enfermedades gracias a un curandero? Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, la fe es la confianza que se deposita en una cosa. El efecto placebo de un agua bendecida o unas sencillas pastillas de caramelo pueden tener un alto poder de sugestión si el paciente cree que es el remedio y dar como resultado curaciones milagrosas espontáneas producto del efecto psicológico de la fe.  Y mientras esto ocurra, los espabilados curanderos se seguirán enriqueciendo.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: