sobres

REFLEXIÓN: ¿CUÁL ES EL VERDADERO VALOR DEL SOBRE

Hace años que el SOBRE perdió su VALOR ORIGINAL de envolver una CARTA para ser enviado, posteriormente, por correo postal como parte de una vida personal, UNA PEQUEÑA BIOGRAFÍA, a un familiar o amigo. Aquellos tiempos, cuando mirábamos el sello para ver de dónde venía, ver la imagen, recortábamos la parte y los coleccionábamos…

sobres

REFLEXIÓN: ¿CUÁL ES VERDADERO VALOR DEL SOBRE?

EL VALOR INICIAL

UN SOBRE ENVOLVÍA UN BREVE RELATO de algún amigo, familiar o ser querido que por diversas razones se hallara lejos de su DESTINATARIO. Razones como un viaje por motivos laborales y vacacionales y que, a pesar de la distancia, no se quería perder la oportunidad de compartir esa experiencia con una persona tan especial en la que no se deja de pensar. El mero hecho de recibir un sobre que nos traía el cartero por la mañana o al mediodía, con la dirección escrita a mano y que nos hacía mirar la dirección del remitente, a ver quién era esa persona que nos tenía algo que contar y quería compartir un episodio de su vida con nosotros.

Recibir por correo una CARTA de un ser querido, esa muestra de recuerdo y que se nos ha tenido en cuenta, era siempre un momento emocionante. ¿Cómo le va a esta persona? ¿Qué es lo que nos quiere contar? Leer esta carta que nos venía dentro del sobre era un momento fascinante, un descanso que nos evocaba recuerdos y sentimientos gracias a esa persona que nos dedicó un momento de su vida para compartir…. El valor del sobre en estos momentos era algo personal y muy especial.

Con la llegada de la tecnología, los mensajes instantáneos y los correos electrónicos, ¿quién seguiría escribiendo cartas para luego enviarlas dentro de un sobre a su destinatario?

Cuando antaño enviábamos una carta echando el sobre al buzón, comenzaba la espera a que nuestro destinatario recibiera nuestro sobre que habíamos preparado con mucha ilusión para compartir parte de nuestra VIDA, un RELATO, un CUENTO, una pequeña BIOGRAFÍA. Ansiosamente esperábamos a que llegara a su destino para que nos remitieran una respuesta, una carta en otro sobre igual. El intercambio de unas vidas envueltas en un trozo de papel doblado… La emoción envuelta desde que poníamos la primera letra en una hoja de papel, una letra tras otra, hasta el día en el que recibiéramos la respuesta con tanta ilusión.

Pues sí, antaño, el valor de un sobre se definía con las palabras de ilusión, emoción, paciencia, cariño, amor, esperanza, vida, el sobre nos traía vida, relatos, anécdotas.

Pero, hoy en día, ¿qué significa para muchos UN SOBRE hoy por hoy? Hoy, recibir un sobre se relaciona con el dinero, otro tipo de papel con unos dibujos y unas cifras impresas sobre él. Un sobre debajo de la mesa, para hacer entrega de un dinero no contabilizado, fuera de nómina, un sobre por unos favores o servicios realizados, hoy en día el sobre ya no tiene el valor que tenía antes. Hoy por hoy están manchados de la avaricia, de unas conciencias turbias que ya no comparten vidas, relatos ni anécdotas. Estos sobres que se caracterizan por la ausencia de las palabras escritas a mano con una letra limpia. Hoy, los sobres traen otro valor, unos números sobre un papel, sin palabras, pero con muchos secretos que no se cuentan. Cuentos prohibidos que conocen tan solo unos pocos.

EL VALOR ACTUAL

El valor actual es la avaricia del hombre que realiza negocios ocasionalmente poco decentes para ganarse un dinero extra, un dinero no contabilizado, en negro, por tanto no muy limpio. Hoy en día LOS SOBRES envuelven secretos no revelados, solamente números sobre un papel que cubre las necesidades de aquellos que aceptas esta clase de sobres. Estos sobres carecen de remitente, de destinatario y de un sello. Carecen de aquellos valores que se le daba antaño.

¿Dónde han quedado la ilusión, la pasión y la emoción? ¿Adónde se han ido esos sentimientos puros de antaño?


REFLEXIÓN: ¿CUÁL ES VERDADERO VALOR DEL SOBRE?

sobres

sobres

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: