Entrega 1 de 4: “Una tarea urgente”

Las razones que llevaron al hombre a concentrarse en grandes urbes ya no están presentes, los factores que influyeron en la creación de conglomerados sociales han sido sustituidos por otros componentes que deben movernos a redimensionar la distribución de los humanos sobre la tierra, recrear los procesos de conexión y función social, hacer reingeniería de los métodos de interacción humana con el entorno ambiental, de los conceptos económicos e inventar nuevos medios de producción, de retribución del trabajo y de intercambio de productos.

Son muchas las dificultades por las que transitan las sociedades modernas a causa de la concentración en grandes conglomerados humanos. Resultan innumerables los problemas que diariamente deben solventar los habitantes de las grandes ciudades para llevar a cabo las funciones elementales que le permiten interactuar con su entorno básico en lo laboral, familiar, afectivo y de diversión.

Es tema de extenso estudio el cúmulo de problemas que conlleva el hacinamiento urbano, y no pocas las soluciones propuestas. Entonces, ¿por qué esa condición se mantiene en el tiempo? ¿Cuáles son las razones para que las sociedades modernas, en su expreso afán por mejorar la calidad de vida, adecuarse ambientalmente y modernizar los procesos de interacción social, no hayan asumido la tarea urgente de modificar tal situación?

Población Urbana vs. Población No-Urbana

Tendencias evolutivas sociales

Vivir en grandes ciudades pudo haber ofrecido en algún momento un marco de soluciones a muchos problemas, pero los motivos primigenios que llevaron al hombre, como sujeto social, a concentrarse en grandes urbes, ya no están presentes:

Desapareció el micro-estado y sus necesidades de defensa en ciudades amuralladas. El lento transporte por tracción animal se perdió en el tiempo. La comunicación rompió los cercos físicos de los sistemas tradicionales de correo para efectuarse en tiempo real. Ya los núcleos de producción no deben estar al pie de los centros de consumo. Día a día estamos menos condicionados por la limitante relación espacio-tiempo.

Los factores que influyeron en la fundación y crecimiento de conglomerados sociales han sido sustituidos por otros componentes vitales que deben movernos a redimensionar la distribución de la colectividad humana sobre la tierra. Si no asumimos la tarea de planificar ordenadamente la transición, los naturales procesos evolutivos tomarán las riendas de mismo, con una carga inmensurable en costo monetario y tiempo

Los cambios se hacen presentes. Los rígidos nacionalismos tienden a flexibilizar posiciones. Las migraciones masivas, movidas por variadas razones, crean canales de interacción entre pueblos disimiles, permitiendo un mayor conocimiento entre unos y otros, una mejor comprensión y aceptación, creando conexiones emotivas e integración.

De igual forma que los habitantes fronterizos asumen de manera fluida y natural la tarea de diluir diferencias culturales, lingüísticas y de nacionalidad, la sociedad mundial va tejiendo nexos que aceleran la tendencia globalizadora espontánea, instintiva, rompiendo los cercos impuestos por las estructuras dominantes y creando lazos propios.

La recomposición de las líneas de división naturales, identificadas más con factores culturales e idiomáticos que con demarcaciones territoriales, es un proceso de evolución social indetenible. La dilución de las trincheras territoriales, evaporadas por los medios de interconexión globales, sin fronteras, han creado una nueva sociedad de internautas que crece en términos exponenciales.

Los círculos de amistad global ya no se detienen en diferencias de gentilicio, o idioma, se interactúa naturalmente en nuevas asociaciones de intereses, sin barreras atávicas e infranqueables diferencias.

Globalización por redes sociales

En la tendencia de desnaturalización de los procesos tradicionales de interacción humana, día a día se fracturan paradigmas. Los medios de intercambio de bienes, tradicionalmente expresados en dinero, le dan paso a instrumentos sin fronteras como las criptomonedas, medios de alta tecnología desvinculados de los controles de estado y los sistemas bancarios tradicionales, y sin los conocidos riesgos. Se abren nuevas puertas al comercio nacional e internacional.

Un medio de intercambio alternativo al dinero

Estos son los indicios que pronostican las tendencias futuras de reordenamiento de las poblaciones y las propensiones evolutivas de la sociedad mundial.

La disposición global de las mayorías está dirigida a identificarse mutuamente sin barreras, movidas por intereses vivenciales, desliendo cercos históricos y definiendo una nueva forma de interacción mundial, de cooperación, educación, trabajo y retribución, en un escenario de justo equilibrio.

Es necesario estudiar los procesos históricos que determinaron la configuración de las actuales ciudades y gestaron su crecimiento. Es de orden vital para la especie humana reubicarse en el espacio que debe compartir con el resto de las especies, en consonancia con el orden natural y teniendo como meta la permanencia de la vida del planeta.

Es tema de revisión, en procura de la sobrevivencia de la especie, la esencia del hombre como individuo, la percepción de su papel como componente social y universal, sus necesidades íntimas y grupales, la visión de su conexión cósmica y los factores que lo mueven a integrarse o aislarse del entorno, a participar socialmente o a actuar como ente independiente y grupalmente desvinculado.

Resulta vital revisarnos íntimamente y comenzar a trabajar en el diseño de los procesos que nos lleven a recrear los medios de conexión social, hacer reingeniería de los métodos de interacción humana con el entorno ambiental, construir un nuevo basamento económico en lo conceptual y en lo pragmático y reinventar los medios de producción, retribución del trabajo e intercambio de productos.

Apoyo dirigido a estudiantes e investigadores mediante la propuesta de temas para trabajos académicos, de investigación y tesis de grado:

  • Análisis de los efectos del hacinamiento urbano: Realizar un estudio sobre sus efectos segmentando el análisis en sus facetas: humana, social, ecológica, ambiental, económica y demográfica.
  • Bases conceptuales y criterios para la elaboración de un indicador de hacinamiento urbano. Elaborar un modelo de indicador de hacinamiento urbano sobre la base de un marco conceptual multivariante que tome en cuenta variables relevantes en lo social, económico, ecológico, ambiental, demográfico y geográfico.
  • Evolución y pronósticos del hacinamiento urbano y sus efectos a mediano y largo plazo. Analizar la evolución del hacinamiento urbano para un periodo de tiempo no menor a 50 años, describir sus secuelas y tendencias actuales, y proyectar a futuro, infiriendo, en base a los efectos expuestos, qué podría ocurrir en las próximas décadas en lo social, económico, ecológico, ambiental y demográfico, si se mantienen las tendencias descritas.

 

Jorge Severeyn F.

jsf945@gmail.com

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: