El doctor Bach (1886-1936), eminente médico, bacteriólogo y homeópata creó las Flores de Bach en los años 30, después de haber observado que la combinación de algunas flores, plantas y arbustos, tenían la capacidad de ayudar a eliminar las emociones negativas, como el miedo, el desánimo y la desesperanza, y sustituirlas por otras emociones positivas, como la seguridad, la calma y la aceptación de uno mismo.

Muchas veces atribuimos al estrés de la vida diaria nuestros problemas de ansiedad. Pero, en el fondo, son las emociones negativas derivadas de algunos problemas psicológicos los que nos producen desequilibrio emocional. Y es evidente que, en situaciones difíciles como la actual, estos sentimientos negativos afloran con mayor facilidad: Falta de confianza en nosotros mismos, tendencia a angustiarnos ante cualquier contrariedad, pesimismo, excesivo sufrimiento hacia los problemas de otros familiares, traumas del pasado no superados, perfeccionismo...nos producen mucho sufrimiento emocional y nos pueden llevar a una grave situación de desequilibrio y ansiedad que influirá muy negativamente en nuestra salud.

Es por ello que la medicina alternativa, como el tratamiento con Flores de Bach, puede ayudarnos a recuperar el equilibrio emocional y la calma para poder afrontar mejor nuestro día a día.

Para iniciar un tratamiento con Flores de Bach podemos acudir a cualquier especialista, o bien ir directamente a nuestra farmacia o establecimiento de productos dietéticos, donde nos indicarán el remedio floral más adecuado según las emociones a tratar, y nos entregarán el remedio ya preparado en un frasco cuentagotas, para facilitar su administración. Así, por ejemplo, para una persona con sentimientos de miedo, desánimo y desesperanza, el remedio floral se puede preparar a base de álamo temblón, castaño rojo, manzano silvestre y roble. 

Las Flores de Bach ejercen una acción suave, y el tratamiento consiste en añadir unas 2-4 gotas a un vaso de agua, que se toma a sorbos durante el día, un mínimo de cuatro veces. Carecen, además, de efectos secundarios, salvo en los casos de hipersensibilidad a alguno de sus componentes. Las Flores de Bach se pueden tomar a cualquier edad, dando muy buenos resultados incluso cuando se administran a los animales y a las plantas.

Muchas personas han obtenido muy buenos resultados con la terapia mediante Flores de Bach para superar el sufrimiento emocional que conlleva una ruptura sentimental.

Se pueden administrar asimismo externamente, mediante suaves masajes, y, actualmente, podemos encontrar además cremas preparadas con Flores de Bach que ayudan a tratar problemas de la piel derivados del estrés. También existen remedios florales de efecto inmediato para situaciones puntuales de estrés y ansiedad, que se presentan en cuentagotas o en spray.

Las Flores de Bach constituyen un remedio eficaz y asequible, cuya duración dependerá de las circunstancias particulares, pero, en algunos casos, se puede percibir un alivio inmediato, y, si se trata de un estado emocional negativo muy arraigado, necesitaremos más días, incluso algunas semanas, para empezar a notar los efectos positivos de las Flores de Bach.

En tiempos de angustia e incertidumbre, la naturaleza nos ofrece un gran remedio para recuperar el equilibrio.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: