El hombre que amaba a los animales por encima de todas las cosas, regresa para recordarnos con su inconfundible y personal voz y con las irrepetibles imágenes, sus andanzas en defensa de todos los seres vivos. Vivió y murió para y por los animales salvajes y fue pionero en este país en la defensa de la naturaleza. Nos acercó a ellos para que aprendiéramos a quererlos como el los amaba. Ha sido un ser único, como se dan pocos en nuestra especie tan dados  a utilizar a los animales para lucrarnos o alimentarnos o simplemente destruírlos como entretenimiento y ocio de clases y élites más favorecidas por la riqueza. 

fotografia

Nació en Poza de Sal, Burgos, en 1928 y falleció en Alaska víctima de un fatal accidente en 1980 cuando realizaba fotografías desde un helicóptero. Egerció como guía fotográfico en África, dió conferencias y publicó libros. En un país bajo la dictadura donde la defensa de la naturaleza no contaba con ningún movimiento, su repercusión fue además de a nivel nacional, en muchos otros paíse, donde se emitieron sus series televisivas y fue visto por millones de personas.

fotografia

"El hombre y la Tierra", la importante serie de Félix Rodríguez de la Fuente, regresa a la parrilla televisiva desde mañana en la 2 y de lunes a jueves  a las 17,00 horas podemos deleitarnos con este inmortal defensor de las especies salvajes y el medio ambiente, tan castigado hay día.

fotografia

Félix era Licenciado en Medicina y autodidacta en Biología, tenía una hipnótica voz que arrastraba y sumergía al oyente en su mundo mágico y sobrecogedor de lo salvaje. Actualmente, la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, tiene como iniciativa salvaguardar su legado y continuar con su visión en defensa de la naturaleza. Tiene como misión acercar la ciencia y los problemas medioambientales a los ciudadanos. Por tanto, la nueva emisión de "El Hombre y la Tierra" nos regresa el viejo amigo, como si nunca se hubiese ido, para que nos demos cuenta de lo necesario de su empeño en hacer que la naturaleza y los animales salvajes tengan un hueco en nuestras vidas. Somos parte de un todo y debemos compartir el planeta con ellos, respetarlos y amarlos, puesto que al igual que nosotros son seres vivos, que sufren y desean ser queridos.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: