fotografia

Es filipino y mide 59,7 centímetros de altura y hasta que ha cumplido los 18 años no lo han podido incluir en el Libro de los Record Mundiales Guiness.

 

Junrey Balamig celebró el título con su familia y vecinos en el centro médico de Sindangan, una localidad de la provincia de Zamboanga del Norte, situada a unos 865 kilómetros de Manila. Es el mayor de los cuatro hijos de un humilde cerrajero y apenas puede andar, ni sostenerse mucho tiempo de pie, debido a complicaciones por su escaso desarrollo.

Vestido con la camiseta blanca de los Récord Guiness se fotografió junto a su título enmarcado, que alzado le llegaba por la rodilla. Su madre aclaró que, "el crecimiento de Junrey se detuvo cuando iba a cumplir su segundo año de vida. Siempre estaba mal y entonces nos dimos cuenta que no estaba creciendo como debía por eso lo llevamos al médico".

Le recetaron un tratamiento de vitaminas que sus padres no pudieron pagar, y por tanto no las tomó, así que creció a su ritmo. Aprendió a la misma velocidad que sus hermanos, con la única diferencia de su estatura.

 

fotogeafia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: