Si tienes que presentar una reclamación a un banco, aunque, es un proceso largo y pesado, y la banca nunca pierde. No desesperes, se puede si tienes la suficiente paciencia y no tiras la toalla. El truco es seguir unos sencillos pasos y llegar hasta el final.

Para empezar, tenemos que tener claro que es una reclamación. El Banco de España lo define como:  "aquella que ponen de manifiesto, una pretensión de obtener la restitución de un interés o derecho, hechos concretos que supongan para quien los formula un perjuicio o deriven de presuntos incumplimientos de la normativa y protección de la clientela o de las buenas prácticas y usos financieros".

Es decir, aquí podríamos incluir las comisiones excesivas de las tarjetas o un cobro indebido por el mantenimiento de la cuenta. Que suelen ser los problemas más habituales a los que tenemos que enfrentar los usuarios de las entidades bancarias.

Lo primero es haberlo comunicado ante el Servicio o Departamento de Atención al Cliente del propio banco. Una vez acreditada una contestación que no nos satisface o trascurridos dos meses desde su presentación sin que se haya pronunciado al respecto, estaremos en disposición de pasar al siguiente paso: reclamar directamente al Banco de España. Faltan Recuerde que su banco no puede negarse a atenderlo, sólo si faltan datos esenciales o ya ha resuelto previamente.

Segundo paso. Puede presentarla a través de internet, en caso de que disponga de firma digital. O bien, por escrito con el modelo oficial y reseñar al menos su identidad, el motivo concreto de su reclamación o queja y acreditar de algún modo que ya cumplió con el primer trámite. Deberá adjuntar fotocopia de todo. Esta documentación tiene que enviarla al Registro de General del Banco de España o en cualquiera de sus sucursales o al correo postal del Departamento de Conducta de Mercados y Reclamaciones.

Una vez que ha llegado hasta el Banco de España se abrirá el expediente. Si la documentación es incompleta se le requiere al interesado lo que falte, tiene un plazo de 10 días hábiles. Si no lo hace, hasta aquí hemos llegado, se desestima.

Cuando todo está y la reclamación se considera válida, la entidad tiene 15 días hábiles para presentar las alegaciones oportunas. Ahora, el Banco de España lo estudiará, y determinará a quien favorece.

El procedimiento termina cuando la entidad reclamada acepta lo que pide su cliente o directamente el reclamante ya está cansado del tema y desestima el solo su pretensión de reclamar. Ojo porque no se establece el tiempo que tiene el Banco de España para elaborar su informe. Lo único que sabemos es que su dictamen  NO ES VINCULANTE  para la entidad bancaria, y por otro lado, si el informe fuera desfavorable el banco está obligado a informar al Banco de España si de manera voluntaria ha procedido a la rectificación o no. Tiene un mes para hacerlo.

Así que, depende de la cantidad de dinero que reclames, en el momento que te vean que estás firme en poner tu reclamación, el trabajador de la entidad bancaria no  quiere  que le tiren de las orejas y te devolverá lo cobrado de más. Si no, pues al menos no te quedes con la pataleta, y pon tu granito de arena para que el Banco de España tenga que llamarle la atención.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: