Receta: Tarta de bizcochos, piña y nata.

RECETA: TARTA DE BIZCOCHOS, PIÑA Y NATA

Esta receta es una de tantas recetas que han pasado de generación en generación, lo único que posiblemente en vuestras casas se hacía con galletas y yo he hecho la variante de cambiarla con los bizcochos.

Ingredientes para la receta:

  • 2 Latas de nata de montar Ermol
  • 1 medida y ½  de leche entera
  • 1 medidas de azúcar
  • 400 gr de bizcochos de huevo
  • 1 lata grande de piña en almíbar
  • 1 lata pequeña de guindas rojas en almíbar
  • 1 lata pequeña de guindas verdes en almíbar
*Las medidas para esta receta se obtiene con las mismas medidas de la lata de nata, así no hay error al preparar las cantidades.
Nota:
La nata deberá estar bien fría para montar con más facilidad. Mantenerla al menos 3 horas antes de usarla en la nevera.

Receta: Tarta de bizcochos, piña y nata

Preparación de la receta:

Antes de nada para facilitarnos el trabajo de la receta abrimos los paquetes de bizcochos y lo tenemos preparado sobre un plato o en un bol, para que cuando empieces la receta no tengas que interrumpir abriendo paquetes de bizcochos.

Realizamos lo mismo con la lata de piña y escurrimos su almíbar en una ondilla algo honda para poder ir empapando luego los bizcochos con comodidad y que no se rompan. Y troceamos en trozos pequeños las rodajas de piña.

Abrimos también las latas o botes de guindas y aprovechamos también su almíbar en el mismo lugar donde vaciamos la de la piña. Reservamos la mitad de las guindas rojas sin partir. Y el resto de guindas, tanto verdes como rojas, las troceamos en tres trozos.

Una vez preparado todos los ingredientes y teniéndolos todos a mano.

Pasamos a batir la nata durante un buen rato con la batidora de varillas eléctricas e ir añadiendo la leche y las medidas de azúcar, hasta conseguir que la nata quede completamente bien montada.

Ahora nos queda buscar una ondilla onda para ir preparando, nuestra receta. Una ondilla bonita porque será la definitiva donde dejaras formado el postre. Recomiendo poner en el fondo de la ondilla un poco de nata para que se vaya pegando el bizcocho y así no quede seca la base de nuestra tarta de bizcochos.

Prácticamente la realización de la receta es una repetición de pasos, cogemos los bizcochos lo pasamos por el almíbar, para que no queden secos y lo colocamos sobre la nata dentro la ondilla. No hace falta empaparlos demasiado porque si no se te deshará, lo colocas siempre marcando desde el medio y hacia la orilla de la ondilla para que aproveches cuantos más bizcochos enteros mejor, inevitablemente tendrás que ir partiendo para ir llenando hasta cubrir el fondo de la ondilla o molde hondo que has elegido.

Ahora coges trocitos de piña y entre las divisiones de los bizcochos vas colocándolos, al igual que vas salteando de vez en cuando las guindas rojas, y lo cubres todo con una capa de nata.

Así vamos creando la otra capa, repitiendo los mismos pasos, a diferencia de la colocación de los bizcochos, si la primera vez los colocamos en horizontal, esta vez giramos la ondilla y los ponemos en vertical para cuando partamos la tarta no nos salga el bloque en completo y se parta mal, y nos salga la porción bien mezcladita y quede el resto de la receta en la ondilla bien formada. Recordar siempre pasar los bizcochos por el almíbar.

Repetimos los mismos pasos con la piña, y con la guinda a diferencia, del color esta vez utiliza las verdes y termina cubriendo con nata como la primera vez. Así una y otra vez hasta acabar con los bizcochos. Terminamos cubriendo el último piso con la nata que quede bien cubriéndolo todo.

Receta: Tarta de bizcochos, piña y nata

Decoración de la tarta:

Esta receta sencilla la podemos terminar formando unas rayas con un tenedor en forma de ondas o simplemente decorándola con las guidas rojas que reservamos para el final, con trocitos de piña que siempre quedan y desmenuzamos un bizcocho que salteamos sobre todo.

*Recomiendo no utilizar las guindas verdes para la decoración de la receta final porque suelen soltar mayor cantidad del almíbar y manchan más con colorante la nata y el resultado no sería el deseado.

Receta: Tarta de bizcochos, piña y nata

NOTA:

Una receta bastante sencilla, pero no deja de ser muy exquisita, muy fácil como ven no necesitan ser expertos para poderla realizar. No necesita cocción, y la única exigencia es que se toma fría y si es de un día para otro esta aun más sabrosa.

*Fotografías y receta realizada por…Noemi!!!*

Receta: Tarta de bizcochos, piña y nata

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: