pastel de tres leches

¿Cómo hacer un delicioso pastel de tres leches acompañado de cajeta? Ese es el punto central en este texto y si piensas que es difícil… nada más lejos de eso pues esta receta es fácil. Veamos qué lleva.

Ingredientes para el pastel de tres leches

Para preparar esta receta de pastel de tres leches y cajeta necesitarás ocho huevos, 250 gramos de azúcar, dos cucharadas de mantequilla y una cucharada de vainilla. Además tendrás que conseguir 400 gramos de harina de trigo, una taza de leche condensada y 378 gramos de leche evaporada.

Otros ingredientes importantes para receta de cocina son 250 gramos de media crema y una y media tazas con cajeta de leche de cabra. Este tipo de cajeta la puedes conseguir fácilmente en los centros comerciales.

Modo de preparación de esta receta

El primer paso para preparar este postre fácil es precalentar el honor a 180 grados centígrados; luego engrasa y enharina un molde para pastel que sea de tamaño mediano. Pon las yemas de huevo en un tazón que sea grande y añade la mitad del azúcar y de la vainilla. Usa la batidora eléctrica para batir hasta que la mezcla esté a punto de listón, es decir, cuando las yemas estén amarillas pálidas.

Después de esto lava y seca las aspas de la batidora y coloca las claras de huevo en un tazón que esté limpio y agrega el resto del azúcar. Bate con la batidora eléctrica hasta que la mezcla tenga la consistencia de un merengue; luego vierte dentro del tazón con las yemas y mezcla envolventemente.

En seguida cierne la harina sobre los huevos y envuelve con cuidado hasta que tengas una masa uniforme. Vacía dentro del molde engrasado y pon a hornear durante media hora o hasta que notes que ya está listo. Deja que este postre fácil se enfríe y saca del molde. Esto último es muy importante para evitar quemaduras en ti y en los niños.

Cómo preparar la mezcla de tres leches

Para preparar la mezcla de tres leches tienes que batir y licuar la leche condensada, la media crema y la leche evaporada. Usa un tenedor o un palillo para pinchar el pastel y vierte poco a poco la mezcla, espera hasta que absorba bien. Tapa con un plástico y pon en el refrigerador por unas cuantas horas.

Por último corta rebanadas, sírvelas y baña con un poco de cajeta. Si quieres puedes calentar la cajeta en el microondas o en la estufa, como quieras, por unos segundos hasta que sea líquida. Y así terminamos con este postre fácil, esperamos que te haya gustado mucho y que lo disfrutes en compañía de tus seres queridos. ¡Mil bendiciones!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: