fotografia

Son típicos de Cataluña aunque se hacen en Aragón y también en Alicante donde le dan el nombre de "rosegón". Para degustar este dulce hay que tener una buena dentadura pues adquieren una dureza increíble. De toda la repostería catalana este dulce es el que más se suele comprar en las confiterías ya que pese a ser sencilla su preparación hay mucha costumbre de comprarlos hechos. Los carquiñolis se elaboran principalmente con huevos, leche, harina, almendras y algún sabor especial ya que cada pastelero le suele dar su toque personal. Quedan muy duros y crujientes, con mucho sabor de almendras y se suelen comer con café con leche y también con vino dulce o ratafía. Son muy apropiados para llevarlos de excursión ya que proporcionan mucha energía.

fotografia

RECETA DE LOS CARQUIÑOLIS

Ingredientes

300 gramos de harina.

100 gramos de azúcar glas.

2 huevos.

1 cucharada de miel.

1 vaso pequeño de leche.

1 sobre de levadura o 5 gramos de levadura de hacer pan.

150 gramos de almendras tostadas.

1 copa de anís o el sabor que se quiera.

1 cucharada pequeña de canela molida.

 

fotografia

fotografia

PREPARACIÓN

1º Se tamiza bien la harina y se le incorpora el azúcar glas.

2º Se hace como un volcán y se pone dentro la miel, los huevos batidos, la leche, la canela  y el anís y se amasa bien hasta conseguir una pasta fina que se le van incorporando las almendras partidas por la mitad. Se deja reposar un rato para que aumente un poco la masa.

3º Se forman una barras finas de 20 o 25 centímetros de largo y se ponen al horno precalentado a 160º aproximadamente una media hora.

4º Cuando se sacan se cortan en rodajas finas antes que se enfríen del todo ya que cuando se endurecen ya no pueden cortarse.

5º Una vez cortados se ponen otro rato al horno para que cojan color  y terminen de endurecerse. Con vino moscatel están deliciosos.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: