filloas

RECETA DE FILLOAS CON REQUESÓN Y MIEL

   Receta de filloas con requesón y miel. Las filloas son unas tortitas finas típicas de Galicia, también llamadas freixós. Parece ser que el origen de este postre es griego, donde lo llamaban φύλλο (fillo) que significa hoja o lámina, y la receta llegó hasta Galicia por medio de los romanos. Esta receta también se difundió por otras zonas europeas, donde el fillo adquirió diversas texturas y nombres, expandiéndose después por los demás continentes. La modalidad más internacional es la de la Bretaña francesa, llamada crêpe.

   Las filloas suelen tomarse como postre, solas o con algún ingrediente dulce. Al revés que la receta de los crêpes, que suelen rellenarse con ingredientes salados, es poco frecuente preparar una receta de filloas saladas. Y cuando se hace es como acompañamiento, no para rellenarlas y que constituyan un plato completo, como suelen ser los crêpes. Las filloas también se diferencian de los crêpes y de otras variantes extranjeras en que son menos gruesas.

   La principal diferencia entre las filloas dulces y las saladas es que las primeras se hacen con leche y las segundas con caldo. Durante la postguerra llegaron a ser más populares las saladas, ya que era época de escasez y tanto la leche como el azúcar eran caras, mientras que en la modalidad salada, se aprovechaba el caldo sobrante de la comida, y además no había que usar azúcar. Cuando el nivel de vida volvió a subir, las filloas dulces volvieron a ser más habituales que las saladas.

filloas

   Aunque la gente elabora filloas todo el año, y también están disponibles en restaurantes en cualquier momento, las filloas son un postre típico de las fiestas de carnaval.
   La receta que se incluye a continuación pertenece a la modalidad de filloas dulces:

Ingredientes para hacer filloas rellenas de requesón y miel:

200 gramos de harina
4 huevos
2 vasos de leche
tocino, mantequilla o aceite, para engrasar la sartén
requesón
miel

Preparación de la receta:

-Se baten todos los ingredientes con ayuda de la batidora, hasta obtener una pasta fina y bastante líquida.
-A continuación se utilizará la sartén, y conviene señalar que existen sartenes especiales para filloas con el borde más bajo; no obstante, si no se dispone de una no pasa nada, vale cualquier otra sartén. La sartén se pone al fuego y se unta con un trozo de tocino. En caso de no disponer de tocino vale mantequilla o margarina, e incluso aceite, pero para que la capa de aceite sea muy fina y no engrase las filloas, lo mejor es untar la sartén con una servilleta previamente mojada en aceite.
-Después se echa una cucharada de la mezcla, procurando que cubra el fondo de la sartén como una fina película.
-Cuando los bordes de la filloa se doran, se le da la vuelta, se cocina por el otro lado, y se saca de la sartén. Así se van haciendo filloas hasta que se acabe la masa. Al ser tan finas están listas enseguida, prácticamente vuelta y vuelta, por eso hay que estar atendiendo todo el tiempo.
-Las filloas como tales están listas para tomar tal como salen de la sartén, o espolvoreando un poco de azúcar por encima. Si se desea rellenarlas para completar la receta, podemos pasar al punto siguiente.
-Se echa la cantidad deseada de requesón en cada filloa, con un chorrito de miel por encima, y se envuelven formando un rollito. Hay otras receta con otros rellenos típicos como el chocolate, la nata y la mermeladas de distintos sabores.

filloas

receta filloas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: