Cada año en España miles de coches son dados de baja, momento en que el 95% de ellos llegan a desguaces, lugar donde se intentará recuperar la mayor cantidad de partes posibles para convertirles en repuestos, evitando la acumulación de chatarra gracias al reciclaje.

España está a la cabeza en la reutilización de partes de automóviles, muy por encima de otros países de la Unión Europea, con desguaces dotados de una serie de tecnologías punta que permiten transformar coches que anteriormente iban a la basura, en una excelente fuente de repuestos para aquellos que aún se encuentran en funcionamiento, permitiendo no sólo reciclar, sino que también ofrecer una alternativa más económica a los automovilistas a la hora del recambio de alguna pieza para su vehículo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: