LA REAL SOCIEDAD Y LA CHAMPIONS

Pasar la fase de grupos, ¿misión imposible para la Real Sociedad?

El equipo txuri urdin que entrena Jagoba Arrasate ha regresado esta temporada a la máxima competición continental tras una década de ausencia y después de sorprender en la anterior campaña en el campeonato nacional de Liga.

Tras la salida del galo Montanier y de su extensión en el campo Asier Illarramendi y con algún refuerzo de calidad como el suizo Seferovic o el centrocampista Esteban Granero (triste y gravemente lesionado y que probablemente se pierda la mayor parte de la temporada) el cuadro donostiarra se siente capacitado para alternar las dos competiciones (Liga y Champions League) y hacer un buen papel en ambas. En este artículo vamos a intentar analizar si realmente lo está.

La Real Sociedad lleva 0 puntos de 6 posibles contra los rivales teóricamente más asequibles que hay en su grupo. Recalco teóricamente porque ni Shaktar Donetsk ni Bayer Leverkusen son en absoluto rivales de poco nivel y porque el temible Manchester United está mostrando esta temporada un nivel más bajo de lo esperado. Pero a pesar de este pobre bagaje en cuanto a puntuación y a tenor del buen nivel de juego demostrado en la primera parte del partido en Anoeta contra el Shaktar y durante todo el partido de hoy en el Bay Arena y sobre todo mirando la clasificación (la cabeza del grupo sigue estando a tan sólo 4 puntos) me atrevo a decir que sí, la Real sigue teniendo opciones de clasificarse para octavos de final siempre que sea un poco más consistente y no cometa errores como conceder faltas en la frontal en el minuto 90 (que por cierto, ¡menudo rosco de Hegeler!) y siempre que saque algo positivo en el doble enfrentamiento frente al United. Aunque quizás no le valga la pena el esfuerzo.

Y me explico. No sería el primer equipo que por centrarse en la Champions acaba dejando de lado la Liga y termina o bien pasándolo mal o incluso descendiendo. Así que ahí está el reto para Arrasate: dosificar a la plantilla para hacer un buen papel en ambas competiciones. Y habiendo empezado así la Champions donde toca remar contracorriente para lograr la clasificación, quizás lo más sensato sería rotar en Europa más que en Liga. Aunque no lo hará y no creo que nadie lo desee, la Champions es demasiado bonita como para no morir en el intento.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: