fotografia

Típicos italianos, los raviolis es un plato conocido en todo el mundo y su auténtico origen es muy discutido pues hay quien asegura que los llevó a Italia Marco Polo después de descubrirlos en China donde los llaman Jiaozi, mientras que los italianos aseguran que son autóctonos de Italia. La masa con la que se elaboran los raviolis no es la típica pasta quebrada sino que se le añade agua y contiene menos huevo. Se pueden rellenar de lo que se quiera, queso, carne, verdura, mariscos, pescado, etc. Son muy apropiados también para aprovechar restos que hayan sobrado por lo que son excelentes para ahorrar dinero.

RECETA DE LOS RAVIOLIS CASEROS

Ingredientes

500 gramos de harina de trigo normal.

3 huevos.

2 cucharadas de aceite de oliva.

1 taza grande de agua templada.

Media cucharada pequeña de sal.

Carne, queso, verdura, marisco, etc, para el relleno.

Moldes cuadrados o redondos para dar forma a los raviolis. (También se puede usar un vaso pequeño).

fotografia

fotografia

PREPARACIÓN

1º Se coloca la harina en un recipiente en forma de volcán, se hace un hueco y se pone el aceite, los huevos batidos y la sal. Se amasa bien con las manos.

2º Poco a poco se va incorporando el agua sin dejar de amasar hasta que se consiga una masa fina y compacta.

3º Se deja reposar un buen rato la masa y luego se vuelve amasar bien.

4º Se toman porciones de la masa y de extienden con el rodillo sobre una mesa hasta dejarla bien fina.

5º Se le da la forma que se quiera, redondos o cuadrados y se rellenan de lo que se quiera, carne picada, mariscos, queso, verduras, etc.

6º Una vez rellenos y cerrados ya se pueden hervir inmediatamente y se pueden servir como sopa con un buen caldo, con tomate, boloñesa o la salsa que se prefiera.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: