Quiero escribir este artículo para comentar la envidia que me dio la afición del SHALKE 04, que pudo despedir a Raúl González como se merece. En 2 años en el equipo Alemán y después de 40 goles, una semifinal de champions y unos cuartos de final de la Europa League, Raúl deja el equipo rumbo a Qatar, y el SHALKE 04 le rinde un homenaje, con el campo abarrotado, los hijos de Raúl junto a su padre en el campo y encima, retiran la camiseta con el número 7. Sin embargo, el Real Madrid dejó marchar a Raúl por la puerta de atrás, sin ya no un homenaje, sino sin siquiera un agradecimiento público. 14 temporadas en el Real Madrid como capitán, 2 champions, ligas, intercontinentales, supercopas de europa, una vida deportiva dedicada al club de su corazón, para acabar ninguneado. Raúl siempre dice que no guarda rencor a nadie. Unos creen que lo dice porque volverá como entrenador. Otros van más allá y le ven como futuro presidente de la entidad. Nadie sabe qué pasará en el futuro, lo que está clarísimo es que a Raúl, el Real Madrid le debe un homenaje.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: