Los novedosos diseños, minimalistas o escultóricos, y la aparición de nuevos materiales han hecho que los radiadores no sólo no se oculten, sino que se conviertan en un punto de atención. Tras unos inicios centrados exclusivamente en el cuarto de baño, donde cumplían también la función de secatoallas, la gama de formas, materiales, colores y acabados ha ido creciendo hasta abarcar modelos de apenas unos milímetros de grosor en materiales cerámicos y piedras, elementos de gran formato y líneas contundentes, o propuestas personalizadas.

Diseños modernos de radiadores

Calefactores

Los modelos de calefactores cerrados con puerta de vidrio de seguridad y recuperadores de calor mejoran el rendimiento de la chimenea, si bien conviene combinarla con otro tipo de calefactores.

Dentro de los sistemas de calefacción centralizados, los que funcionan a gas son los más populares, ya que es un combustible eficaz, limpio, barato y respetuoso con el entorno. El único inconveniente que plantea es que su instalación es relativamente costosa y, salvo en las obras nuevas, las conducciones entre los radiadores suelen quedar a la vista. De ahí que proliferen los calefactores eléctricos, respaldados por argumentos de economía, seguridad y limpieza.

Radiadores eléctricos

Las últimas generaciones de radiadores eléctricos utilizan la energía de forma precisa para asegurar un óptimo rendimiento con el menor consumo, lo que se une a una rapidez de respuesta y una regulación y programación fáciles. Además, no requieren obras ni mantenimiento, por no hablar de que su concepción modular permite ir colocando los aparatos de forma gradual. Tanto unos como otros pueden incorporar prestaciones domóticas que mejoran el confort y la eficiencia energética.

Sistemas de calefacción usando las energías renovables

A medida que se agotan los combustibles fósiles surgen alternativas que proponen aprovechar energías limpias, renovables y gratuitas, como la solar o la aerotérmica . Existen sistemas novedosos donde se proporciona calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria mediante una bomba de calor que extrae la energía del aire exterior para calentar el hogar incluso en los días más fríos. Hay una revolución tecnológica en materia de placas solares de alto rendimiento, debido a su capacidad para lograr las máximas prestaciones incluso en las condiciones más difíciles.

Con bomba de calor

Eficacia, ahorro energético, confort y practicidad son las principales ventajas de la calefacción por bomba de calor, integrada en el mismo aparato del aire acondicionado. Los nuevos modelos del mercado ofrecen una capacidad de calefacción de 5.100 W, 4.836 Kcal/h y un nivel sonoro de 20Db. Además, cuentan con la clasificación energética A/A.

También están los aparatos con tecnología Inverter, que incorporan una unidad de plasma que limpia y purifica el aire de la estancia, al tiempo que genera iones negativos y ozono que neutralizan los malos olores.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: