El racismo

El racismo, constituye un paso más dentro de la intolerancia de la sociedad que tenemos en la actualidad. Se trata de un aspecto complejo que todavía perdura en la sociedad de hoy en día.

Diferentes grupos de personas son señalados por la sociedad. El tono de su piel, sus facciones, la forma de hablar, su nivel educativo y, su cultura, son aspectos que se tienen en cuenta a la hora de provocar su exclusión de la sociedad. En España el racismo y el clasismo van unidos de la mano. En esto último quien tiene mucho que decir es el pensamiento único. 

Principales afectados por el racismo

El racismo está presente en una sociedad que está en crisis por la constante pérdida de valores. Y en la que tiene más que ver con la sociedad que no con todo lo relacionado con el trabajo o con el aspecto económico. Para llevar a cabo la discriminación se basan en cinco categorías: los desempleados, la edad de las personas, los inmigrantes procedan de donde procedan, los grupos marginales y, los grupos étnicos minoritarios destacando los gitanos. Ante todos ellos se aprecia una permanente actitud de desprecio. 

El racismo está presente en la sociedad actual

Es preocupante observar como una parte de la sociedad ve como normal el aumento del racismo, y aún es más preocupante que lo hagan porque es lo que consideran como lo políticamente correcto, no coincide con lo que la gente puede pensar. Para solucionar este problema, son los políticos los que deben contribuir a que la sociedad tome conciencia de que los derechos humanos nos corresponden a todos, no solo a unos pocos y, que como tales deben ser respetados. Pero por desgracia, esto no sucede así, ya que son los propios políticos los que con sus opiniones favorecen los actos de racismo. 

El principal foco de racismo lo constituyen lo grupos neonazis  y determinadas formaciones políticas con ideas de la extrema derecha, que aunque no es muy amplio si tienen un seguimiento significativo por parte de la sociedad. 

Grupos con los que la sociedad española es racista

En España históricamente el mundo árabe y el islam han sido perseguidos por los racistas . Y este perjuicio nunca ha sido abordado del   modo correcto desde los colegios, ya que ni los profesores, ni los libros han tratado de forma correcta a este colectivo social. Lo abordan de forma superficial asumiendo el rechazo hacia la cultura árabe y musulmana. 

Pero no solo son perseguidos los árabes, también los gitanos y en los últimos años algunos inmigrantes de países sudamericanos, sufren la persecución de los racistas más radicales. 

Acabar con el racismo

Para terminar con el racismo y la intolerancia, solo cabe un camino y es concienciar a la sociedad actual, de que la ruta a seguir es apostar sin miedo por la integración sin miedo de todos los pueblos, sea cual sea su procedencia, su raza o su color de piel.Todas las culturas tienen cabida en un mundo avanzado y civilizado como es en el que actualmente nos encontramos en el siglo XXI. 


 

 


 

El racismo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: