¿Quién soy, Señor?

QUIEN SOY, SEÑOR (Romanos 12:3)

El Espíritu Santo ha venido para habilitarnos a decir “No” a todas las fuerzas malvadas y tentaciones con las que nos enfrentamos, para que el pecado no tenga dominio sobre nosotros, ya que no estamos bajo la Ley sino bajo la gracia.

Esa es la forma en la que debes de pensar sobre ti mismo. Siempre vas a tener que estar en guardia a causa de la maldad de la carne en ti, pero siempre puedes ganar a causa de la gracia de Dios y la justicia de Jesucristo y el don del Espíritu Santo que tienes.

Mientras que estemos en la carne, en el cuerpo, vamos a tener esta naturaleza. Habrá algo en ti en lo que no puedes confiar. Habrá pensamientos y actitudes y tentaciones en tu vida que están distorsionadas y equivocadas. Y siempre estarán ahí.

Considera todo lo que Dios te ha dicho sobre lo que ha ocurrido desde que viniste a Cristo. El grado con el cual aceptas lo que Dios te ha dicho sobre ti mismo te dará la confianza, valentía y habilidad para funcionar cualquier día, o en cualquier tarea asignada.

Padre, ayúdanos a descubrir quiénes somos frente a Ti y entonces a cumplirlo, para que podamos bendecir Tu propio corazón y cumplir nuestra propia vida.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: