queso pule

QUESO PULE, EL MÁS CARO DEL MUNDO

   El queso Pule se fabrica en Serbia y es sin duda el queso más caro del mundo. Cuesta aproximadamente 1.000 euros el kilo. La razón de este precio desorbitado es que el queso Pule se elabora con leche de burra. Pero no de cualquier burra. Sólo hay unas cien burras en Serbia con cuya leche se fabrica el queso Pule. Son burras de una raza autóctona que sólo se encuentra en los Balcanes.

   Viven en una granja de burros, en la llamada Reserva Especial Natural de Zasavica, una de las reservas naturales más importantes de Serbia. La granja está cerca de una localidad llamada Sremska Mitrovica, a unos 50 kilómetros de Belgrado, la capital de Serbia.

granja de burros

   Las burras se ordeñan de manera manual tres veces al día, pero producen poca cantidad de leche: se necesitan 15 burras para un litro de leche diario. Y se necesitan 25 litros de leche de estas burras para hacer un kilo de queso. Además el proceso de producción es bastante complejo. Por todo ello el queso Pule sale tan caro. Pero este queso no se produce comercialmente y no se encuentra en las tiendas, sino que sólo se produce por encargo.

   El queso Pule es un queso ahumado, y muy sano por ser bajo en grasas, sólo tiene un 1% de grasas. Además es y rico en vitaminas y proteínas. Tiene sesenta veces más de vitamina C que los quesos elaborados con leche de vaca. Por ello fortalece el sistema inmunológico, y es especialmente efectivo para prevenir la bronquitis y el asma. Es muy recomendable para niños, ancianos y personas convalecientes. Se dice que es igual de sano que la leche materna.

queso pule

   El queso Pule es blanco y grumoso, desmenuzable. Los afortunados que lo han probado afirman que es comparable al queso manchego español, aunque con un sabor más rico, profundo y fuerte. El cliente más famoso de este queso tan especial es el gran tenista Novak Djokovic.

 

Crédito fotos queso Pule: Marko Djurica

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: