Queque zanahoria en licuadora

El queque de zanahoria en licuadora en mi casa  se remonta a la aparición del Carrot Cake, que es una preparacion diferente.  Receta que es realmente deliciosa pero un poquito difícil y bastante cargada al azúcar.  En mi familia tengo a dos diabéticos locos por los dulces, asi que debo esforzarme mucho en encontrar cosillas mas ligeras en azúcar para que todos podamos disfrutar de la dulzura de la vida. Guiño

Esta receta es muy fácil de hacer y muy rápida!  Necesitaras licuadora pero si no la tienes da igual, puedes usar el rallador.

Ingredientes:

- 3 zanahorias medianas peladas (trozadas si vas a usar la licuadora y enteras si usas rallador)

- 200 ml de aceite (no de oliva)

- 4 huevos medianos 

- 100 grs de azúcar granulada (la receta original indica 400 grsEnfadado, pero inclusive yo lo he hecho sin azúcar así que no se preocupen) o 50 grs de azúcar light o 4 cucharadas de Splenda.   Finalmente dependerá de el paladar de cada familia la dulzura que le quieran dar.

- 300 grs de harina Sin polvos de horneo (aquí les comparto mi secreto, yo uso harina con polvos de horneo y además le agrego el polvo de horneo de la receta original, el resultado es una masa muy ligera y esponjada)

- 2 cucharadas de polvo de horneo

 

Preparación:

Con licuadora:

Poner las zanahorias junto con los huevos, el aceite y el azúcar en la licuadora. Licuar hasta obtener un mezcla suave, sin trocitos grandes de zanahoria (al menos 1 minuto en potencia media). Una vez lista la mezcla, ponerla en un cuenco lo suficientemente grande para que quede lleno a la mitad (hay que recordar que no hemos puesto harina a nuestra mezcla y sera difícil incorporarla si el cuenco es muy pequeño), incorporar el harina, que previamente habremos cernido junto con el polvo de horneo, con movimientos envolventes y ayudados con una cuchara (yo prefiero usar la espátula de goma para hacerlo, pero cualquier cuchara sirve).

Cuando la mezcla este lista, sin grumos de harina, verterla en un molde previamente enmantequillado o cubierto con papel engrasado y cuidar que nuestra mezcla no supere una altura de dos a tres dedos sobre el borde. asi evitaremos accidentes de derrame cuando nuestro queque suba. Hornear en horno precalentado a 180°C (fuego medio) durante 40 minutos. Si no estamos seguros de que este completamente cocinado, podemos clavar un cuchillo o mondadientes en el centro de nuestro queque, si sale seco y sin rastros de masa es porque ya esta listo.

Con rallador:

Se debe seguir el mismo procedimiento anteriormente explicado, solo que para hacer las mezcla inicial las zanahorias se deben rallar por la parte mas fina y que no es de hilos, no se debe botar el jugo tampoco.  Una vez la zanahoria esta rallada se debe poner el aceite, los huevos previamente batidos (con varilla de batir manual es suficiente) y el azúcar.  

Una vez lista la mezcla, ponerla en un cuenco lo suficientemente grande para que quede lleno a la mitad (hay que recordar que no hemos puesto harina a nuestra mezcla y sera difícil incorporarla si el cuenco es muy pequeño), incorporar el harina, que previamente habremos cernido junto con el polvo de horneo, con movimientos envolventes y ayudados con una cuchara (yo prefiero usar la espatula de goma para hacerlo, pero cualquier cuchara sirve).

Cuando la mezcla este lista, sin grumos de harina, verterla en un molde previamente enmantequillado o cubierto con papel engrasado y cuidar que nuestra mezcla no supere una altura de dos a tres dedos sobre el borde. así evitaremos accidentes de derrame cuando nuestro queque suba. Hornear en horno calentado a 180°C (fuego medio) por 40 minutos. Si no estamos seguros de que este completamente cocinado, podemos clavar un cuchillo mondadientes en el centro de nuestro queque, si sale seco y sin rastros de masa es porque ya esta listo.

 

 Pues bien, una vez frío se debe desmoldar y decorar con lo que mejor les parezca. 

 

Mucho Exito y disfruten!!!

 

 

 

Imagen del resultado

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: