La primavera inicio hace un par de días y el calor que se siente es un poco insoportable, aun no son vacaciones pero se siente como si lo fuera y como ya es usual, me encuentro sin casi nada de dinero. Hoy planeo quedarme en casa y aunque tenga pendientes por acabar, no deseo hacerlos.

El clima es de esos que te arrullan y si te muestras atento puedes escuchar una voz que te dice duerme, realmente es muy cálido y se siente una tranquilidad como pocas, pensándolo bien ese trabajo puede esperar; hubo un momento en el que dormitaba y pude escuchar las olas. Suena algo tonto estoy consciente, pero hace un tiempo que no voy a la playa y este clima me la recuerda con cada soplo de aire que entra por la ventana.

 

Quedarme en casa

Quedarme en casa jamás fue tan placentero, desearía tener una novia para estar recostados en mi cama y escuchar esas nuevas canciones que me encontré en la red la otra noche, creo que el clima las hace sonar aún más perfectas de lo que ya son; también podría compararla con la calidez de la tarde mediante alguna metáfora complicada como el poema que leí en aquella biblioteca pero este no es el caso, aun así mi tranquilidad nadie me la puede quitar.

En su defecto escucharé yo solo aquellas canciones y cuando el Sol se esté ocultando talvez vea la serie que mi hermana me recomendó hace unas semanas o continúe con todos esos documentos que han estado en mi computadora desde el inicio del año.

Quedarse en casa cuando el Sol ilumina la ciudad es un placer que se disfruta muy bien solo o acompañado, regálate el próximo día de descanso y bebe algo frio, invita a alguien o disfruta de tu tranquilidad; recargar pilas es necesario.

Tranquilidad

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: