Esta pregunta me orilló a tomar apunte esta mañana, pero después surgieron otras cuestiones como:

¿Qué pasa en México?

¿Qué pasa en Egipto?

¿Qué pasa en Irán?

A través de los media uno puede sospechar muy fácilmente de que estos países son victimas de los planes que se le suelen ocurrir frecuentemente a estos que tienen el control de la mayor parte de los gobiernos del mundo. Su big company is the world, y si deben de haber muertos en México pues deben de haber muertos y no de otra, supongo que así piensan y que ocurre, se inicia una gran batalla contra el maligno narcotráfico. Presiento que los mexicanos no saben que la mafia medica daña más a los habitantes de ese país que el narco, las drogas más vendidas son las legales, el mainstream se distribuye en las farmacias. Más de 300 000 muertos en México resultado de esta contienda, estoy seguro que unos cuantos son policías, militares y delincuentes y muchísimos otros periodistas y civiles. El gobierno de Estados Unidos de Norteamérica aplaude esta feroz batalla que esta llevando acabo el presidente de México. Pero que podemos esperar de estos “pacifistas mediáticos” que intervienen en los problemas de cada país con el uso del fuego y tecnología de punta. Es bastante obvio que son los generadores de estos conflictos ya que solo en ciertos problemas les interesa participar en pro de la humanidad y la paz mundial.

En Egipto como Nicaragua, llevaron a cabo golpes de estado con éxito, y como la moda son las manifestaciones parece ser que quieren manchar la imagen de Irán ante el mundo indiferente para poder por fin acabar con aquel gobierno que les está ocasionando problemas.

En Libia tres soldados holandeses fueron capturados por la milicia que defiende al presidente de ese país y navíos de la “Army” de Canadá, “Norteamérica” e Inglaterra fueron enviados para que sus soldados y coroneles laboren en la zona. Más obvias no pueden ser las intenciones de nuestros reyes respecto a esa región.

Pero todo esto pasa por un factor común. El mal y este es generado por nuestros hábitos y nuestros pensamientos.

He concluido que se necesita bastante intelecto para poder llevar una vida de mayor respeto posible a todos los seres que nos rodean. Si ni siquiera la mayoría de las personas es capaz de reflexionar de que somos creaturas que habitamos en seres más grandes así como especies más pequeñas habitan en nosotros y dependemos de ellas como ellas de nosotros. La ausencia de esa reflexión ha creado un egoísmo inconsciente del ser humano y ello actúa como generador de karma. Por tal cuando comencemos a respetarnos y a respetarlos, dejaremos de ser esclavos y dejaremos de generar esclavitud en otras especies y el término desaparecerá de nuestras conciencias y el hecho de nuestras realidades.

Pienso que si una persona comienza a visualizar su realidad de esa manera, sus hábitos cambiaran por completo, comenzará a sentirse mejor y será más feliz. Al final la vida de cada uno es la historia que se le esta dando la oportunidad de escribir y supongo que siempre es grato tener personajes grandiosos y diferentes hechos desenvueltos durante la obra.

Somos capaces de establecer la armonía pero tenemos que plantearnos el objetivo, una vez logrado podremos llegar a un estado donde todo nos maraville ya que comprenderemos su complejidad y es allí donde la felicidad comenzará a bombardear por doquier ya que cada momento de nuestra existencia comenzará a ser grandioso.

Cristian Soriano

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: