El otro día me levanté y fui directa a la báscula, como todas las mañanas de esa mi primera semana de dieta post-parto (sí, no hay que pesarse todos los días... pero era el principio y hace ilu...) y ¡¡¡Tierra trágame!!! +0,6 kg (vamos a ver, estamos en fiestas en mi ex-pueblo y anoche cené un poquito de más, pero sólo un poquito).

Muy disgustada, bajé a la cocina y preparé un mini y deprimente desayuno y enciendí la tele... aún más deprimente, creo que en lo que una puede tardar en comerse dos biscotes integrales con queso fresco y un café no dieron ni una sola noticia buena:

-Un guardia civil mata a su mujer en Utiel

-Fallece el patrón de un pesquero en Galicia

-Al menos 7 muertos en un ataque suicida en Irak-9 muertos en el naufragio de un ferry en las costas de Filipinas por exceso de pasajeros.

-2 muerto y 30.000 evacuados por lluvias en México...

Porr favooor ¿qué nos está pasando? ¿qué les ocurre a los noticiarios? sólo nos dan las malas noticias, las muertes, las catástrofes, o es que ¿acaso pasa algo bueno en nuestro Planeta?

Así que no me sentí triste porque en el cuerpo de la que escribe hubiesen 600 gramos más de grasa sino porque en el mundo habían 20 habitantes menos (y 17 de ellos se podrían haber evitado si no fuésemos tan auto-destructivos)

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: