Dos amigas estaban compartiendo y en medio de las risas y en el encanto de sus palabras, una preguntó: ¿Qué estas pidiendo al Niño Dios?

Tras pensar su respuesta por un par de segundos, aquella joven respondió:

No estoy pidiendo nada. Este año he recibido por adelantado todos los regalos posibles:

• Aunque pagamos arriendo tengo una casa donde compartir con esa familia tan especial que Dios me ha dado; y aunque, algunas veces no nos entendemos del todo, la verdad nos amamos y especialmente en los instantes de dificultad estamos para apoyarnos mutuamente. Y para completar tenemos un lindo perrito sin pedigrí pero con el cual podemos siempre jugar.

• Si bien me muevo en esta silla de ruedas, mi cuerpo está sano y a pesar de mi imposibilidad de caminar puedo ver a través de estas gafitas. Como si fuera poco puedo pensar, hablar y cuando lo hago soy tan bendecida que siempre alguien me responde.

• Tengo la posibilidad de ir a un colegio para allí compartir con seres muy especiales, con quienes he podido aprender a valorar a todo ser humano, cada uno de mis compañeritos con su discapacidad me ha enseñado a respetar las diferencias y a apreciar más todo lo que yo soy. Por ejemplo, Juanita mi compañerita con síndrome Down es un ángel de amor para todos los compañeritos y profesores.

• A pesar de días en los cuales el dinero parece escasear, todo este año he podido alimentarme y en mi casa hay hasta una nevera la cual siempre tiene una provisión. Aunque a veces nos hemos retrasado en el pago de los servicios siempre mis papás pudieron solucionarlo y pudimos tener agua, luz y teléfono todo el tiempo, a pesar de no tener un trabajo fijo.

• Cómo puedo pedir más, si tan solo con contemplar el cielo, las estrellas, la luna y los demás astros, las plantas con su infinidad de colores, cada animalito incluidas las hormigas con su perfecta organización, siento la presencia del Creador en mí.

• Soy testigo y dueña de tantos milagros: la lluvia y el sol, el aire y la luz, el calor y el frio, el amanecer y el atardecer,… y así siguió enumerando tantas y tantas bendiciones al punto que su amiga enternecida la abrazó… ante lo cual aquella en silla de ruedas, con lagrimas en sus ojos terminó diciendo: hasta te tengo a ti por amiga, tan linda siempre regalándome la posibilidad de tu compañía, eres un ángel de positivismo y alegría. (Autor, Heidman Ballesteros Ruiz)

Navidad tiempo de hacer vibrar nuestros corazones en la posibilidad de brindarnos a todo ser con quien tenemos el privilegio de compartir.

Estás de paso en este planeta, con esa tarea de hacer crecer tu esencia y un mágico camino para lograrlo es dando lo mejor de ti. Deja de atesorar elementos materiales y en su lugar permitirte la oportunidad de acumular todo el amor y agradecimiento posible.

En esta navidad busca reconciliarte con el mundo entero bendiciendo especialmente a quienes te han tratado con ingratitud, busca a tus seres queridos, abrázales, bésales y exprésales tu amor ahora cuando aun están con vida.

Desde nuestro corazón mil y mil gracias por acompañarnos en la lectura de este mensaje de los lunes durante estos años, por el privilegio de su compartir a través de nuestra labor y por cada uno de los mensajes con los cuales nos han inspirado a continuar tocando sus semanas a través de esta pantallita del computador.

La energía del universo y la Sabiduría Divina iluminen este día de fe y esperanza

Heidman Janeth Ballesteros Ruiz

Guillermo Velosa Arbeláez

Eliath Javier Pérez Ballesteros

Consultores Motivadores Organizacionales

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: