Una vez un científico hizo un experimento para averiguar cual poderoso podía ser el cerebro cuando a este se le engañaba, le propuso a un hombre que necesitaba a hacer un experimento científico pero que este era muy peligroso y que él incluso podría morir, el hombre acepto.

El experimento consistía que  el hombre se  acostara en una camilla donde iba a estar conectado a unos tubos que le iban ir extrayendo poco a poco su  sangre la cual  iba a caer gota a gota en un recipiente, eso era lo que él veía, pero en realidad no le estaban extrayendo la sangre y lo que el escuchaba que caía en el recipiente no era su sangre si no agua.

Pero como su CEREBRO estaba convencido que si era su sangre la que caía a medida que iba pasando el tiempo sus signos vitales disminuían, suda, comenzaba a faltar le el oxigeno, a no sentir las piernas,  su cuerpo poco a poco está muriendo si tener nada; al final no supe si "el hombre murió o no" lo que si se es que el científico comprobó cuan poderoso puede ser el cerebro que puede engañarnos tanto, hasta el límite de  causarnos nuestra propia  la muerte.   

Hay una frase que dice hay razones que el corazón no entiende, pero hay también razones que el cerebro no entiende; digo esto porque tanto nuestro corazón como nuestro cerebro  en ocasiones nos engañan  nos hacen ver otra realidad que no existe muchas de estas pasan más frecuentemente cuando nos enamoramos.

Por eso bien dice el dicho “ojos que no ven corazón que corazón que no siente”  porque mientras no veamos con nuestros propios ojos que nuestra pareja nos está encañando,   y estos mande la información a nuestro cerebro para que este logre  razonar y  podamos quitarnos  la venda que teníamos no te darás cuenta que la realidad es otra,  que ese hombre que tu quieres tanto no es lo que dice, mientras que eso no suceda, siempre veremos las cosas color de rosa así todo a nuestro alrededor demuestre lo contrario.

 

Pero el cerebro no solo nos engaña  en el amor, sino en muchas otras circunstancias de la vida, como el caso de las personas que sufren de anorexia que al verse al espejo siempre se ven gordos, cuando en realidad son puro esqueleto o los hipocondriacos tienen síntomas de estar enfermos aun cuando no lo están, aunque no  necesitas tener ninguna de estas enfermedades para que el cerebro te engañe  uno de esos engaños  pasa cuando alguna comida no te gusta,  y te hacen creer que es otra cosa, te  la comes , en el momento que  te la comes te  parece deliciosa, pero no es más que te digan que es “rata” lo que te comiste entonces comienzas a sudar frió, te pones mora tienes nauseas, y el estoma te duelo, pero te apuesto que si no te hubieran dicho nada, no hubieras sentido ningún síntoma y estuvieras diciendo todavía que estaba para chuparse los dedos .

Todo en esta vida es sicológico cuando creemos que no podemos hacer algo, pero si nos convencemos podemos lograrlo, cuando piensas que todo lo que haces siempre sale mal, siempre te saldrá mal, así que tenemos que estar bien despierto y no dejarte engañar por él.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: