Esta es parte de la Historia de dos hermanos atornillados al Poder:

Que va de la Cuba de Fidel, a la Cuba de Raúl

El análisis y la visión política de los hechos parten desde el momento en que se dio a conocer la noticia del retiro definitivo de Fidel Castro Ruz, decisión esperada por todos, pero no así, como argumentaban en la esquina los lugareños a medida que transcurrían los días, e imprimían diversas tonalidades a la algarabía al echar mano a la suposiciones  so pretexto de justificar su asombro, cuando la Habana fue tomada por sorpresa y al decir cubano todos quedaron con la boca abierta al saber que el comandante y jefe renunciaba al poder extendido de manera ininterrumpida por más de medio siglo después del triunfo de la  revolución cubana.

Sin lugar a dudas, la fantasía innovadora que ha traído el hermano menor de Fidel, en la que el común de la gente y los actores sociales pueden hacer o adquirir algo lejos de la sumisión dictatorial y el sometimiento del imperio impone retos llamativos y supuestos halagadores a todos los protagonistas al abrir la compuerta de la oportunidades de la oferta y la demanda del libre comercio con el arribo de una serie de posibilidades tecnológicas que, bien aprovechadas, favorecerían las libertades económicas, sociales, culturales y políticas de los cubanos, algo que humanizaría e incrementaría enormemente su calidad de vida, se quedo en eso en un sainete de pasa mano del Poder de hermano a hermano, mejor dicho del dame tu que yo te daré.

Con la presencia de Raúl Castro, quien ha estado desde siempre a su sombra, y escogido como sucesor por su primogénito, para regir temporalmente  los destinos de Cuba, el ideario socialista castrista se creía que había cambiado fugazmente, pero no, es pura alharaca, así se percibe al menos en la imagen externa al distorsionarse el empuje de las promesas de inicio, por ser contradictorias a las de su hermano Fidel, que eran las de vender al mundo un cambio exótico de la Isla con importantes logros en el campo del desarrollo económico con relación al Tercer Mundo.

Misión filantrópica que atrapa a primera vista, pero luego desilusiona al saber que todos los "logros" se han construido con base en la rendición de la democracia, violación de los derechos humanos,  falta de libertades ciudadanas y el exilio de miles de miles de  cubanos.

Así van las cosas a dos años vista, y hay quienes afirman que la Cuba de Raúl no ha cambiado nada frente a la Cuba de Fidel, porque hay  cubanos que como los mejores actores del mundo continúan haciendo alardes de un Gobierno autónomo que genera recursos para paliar las necesidades de los conciudadanos próximos al poder  que ellos todavía  reputan como legado social de la revolución Cubana.

Aunque el cubano raizal cree que lo de Fidel puede que no sea un adiós si no un hasta luego, y el tiempo lo dirá, Cuba, vive del espíritu y el sentido de  sugerencias y propuestas hechas con base a las reflexiones gubernamentales  lideradas por el mandatario hegemónico en interinidad, al aferrarse a un noble propósito en el que el socialismo estático es reemplazado por un socialismo de extraviada legitimación social. Amanecerá y veremos a los hermanos Castro, ahí aferrados a un Poder que deteriora a la Democracia Cubana.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: