fotografia

Cada vez sabemos más como funciona nuestro cerebro. La neurociencia ha demostrado donde se van almacenando los recuerdos, donde se experimenta el miedo o donde meditamos como resolver un problema. No obstante, durante muchas décadas se ha investigado porque sentimos un fuerte enamoramiento y que es lo que lo genera y produce. En estos últimos avances se ha demostrado que las emociones se originan en el llamado sistema limbico, un conjunto de estructuras que incluyen el hipocampo y la amígdala, entre otras. En este lugar se pueden controlar muchas funciones, como el estado de ánimo, la memoria, el placer, las adicciones, etc.

fotografia

La nueva investigación ha dado a conocer los descubrimientos más avanzados de los científicos de la Universidad de Concordia (Canadá) que junto con otros equipos, han encontrado el sitio exacto donde se originan los sentimientos cuando estamos enamorados y que ha resultado ser el mismo donde se originan las adicciones a las drogas. Hasta ahora era difícil situar el lugar exacto del amor, porque a diferencia de otras emociones como el enfado o el placer, el amor es mucho más abstracto y parece involucrar a más espacios cerebrales.

fotografia

En los estudios realizados, se ha comprobado la actividad cerebral de varias personas que han sido sometidas a escáneres con imágenes de resonancia magnética funcional, para observar la actividad del cerebro mientras estaban contemplando fotografías de la persona de quien se habían enamorado y que estaban amando en el momento de la investigación. Los resultados indican que la ínsula y el núcleo estriado son los responsables tanto del deseo sexual como del sentimiento de amor. El área que se activa con el deseo sexual, se activa también con otras cosas que producen placer, como la comida. Pero el área del núcleo estriado que activa el amor resulta mucho más complejo. Los científicos quedaron sorprendidos al descubrir que la zona del núcleo que se reactiva con el amor es el mismo que está asociado a las adicciones por drogas.

fotografia

fotografia

fotografia

"El amor realmente es un hábito que se forma con el deseo sexual y que compensa este deseo", comentan los científicos. "Y en el cerebro el amor funciona de la misma forma que cuando la gente se vuelve adicta a las drogas". Conociendo estos resultados que nos aportan enormes conocimientos sobre nosotros mismos, nuestros comportamientos y como reacciona nuestro cerebro, es como si se hubiese descubierto el punto G del amor y podemos tomar medidas si nos queremos curar de esta adicción del enamoramiento y prepararnos para pasar el "mono" y no cometer las típicas locuras que se suelen hacer por amor.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: