puli perro

PULI, UNA RAZA DE PERRO DE ASPECTO INUSUAL

 El perro de raza puli es un perro pastor, aunque también ejerce a menudo el papel de perro de compañía. Es un perro exótico debido a los abundantes cordones que tiene por pelo. Se cree que el puli es de origen tibetano y que los magyares lo llevaron a Hungría en el siglo IX. Actualmente se le considera un perro húngaro. 

   La raza puli es una de las más antiguas razas de pastoreo. Es un perro muy inteligente, ágil, fuerte y pacífico, lo que lo convierte en un magnífico conductor y guardián de rebaños. El puli alcanza entre 35 y 46 centímetros de altura, y su peso medio está entre los 10 y los 15 kilos. Según su tamaño, el puli come entre 250 y 300 gramos de alimento diario.

puli perro

   El puli vive 12 años de media. Como animal de compañía, el lugar idóneo para vivir es una casa con jardín, pero también se adapta bien a las viviendas de ciudad siempre que se le proporcionen salidas frecuentes. El puli puede ser negro, o blanco, o de cualquier tono de la gama de grises. El cuerpo de este perro está tan cubierto de pelo que a veces se confunde la parte delantera con la trasera. Los cordones lanosos que forman su pelaje son duros y largos.

puli perro

   Al Puli le gusta complacer a sus dueños, por lo tanto el entrenamiento de este perro es gratificante para ambos. Es un perro juguetón, con un desarrollado sentido del olfato. El morro de este perro es algo alargado, la boca grande, y los ojos muy expresivos aunque entre tanto pelo a veces cuesta verle la cara. Tiene las orejas caídas y no las cambia de posición ni cuando está alerta. El puli es un perro fiel y se lleva muy bien con los niños. También suele relacionarse bien con otros perros y con otros animales de compañía que pueda haber en la misma casa. Algunos perros de raza puli se utilizan como perros policía.

perro puli

Cómo cuidar a un perro de raza puli

   El dueño del puli debe cuidar que los cordones lanudos no se le enreden, pero no es necesario ni recomendable bañarlo con frecuencia. Los cepillados frecuentes tampoco son buenos. Lo mejor es separarle con los dedos los cordones enredados. Cuando el puli no habita en una casa con jardín, se recomienda sacarlo varias veces al día para que corra y juegue. Si esto no se hace, el perro puede ser extremadamente ladrador. No es recomendable llevar a un puli a vivir a un clima muy cálido, ya que debido a su abundante pelaje puede sofocarse.

perro puli

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: