fotografia

Ejemplares de gallinas que se crían con unas costumbres muy antiguas de inmovilidad y sobre alimentación para conseguir sobrepeso con el objetivo de conseguir una carne más sabrosa y mucho más tierna. Otro de los procesos al que la pularda está sometida es a la anulación de la capacidad de poner huevos para reducir la pérdida de energía metabólica por lo que acumula materia grasa que le proporciona mucha más masa muscular.

fotografia

El nombre pularda procede del francés "poularde" que se puede traducir por gallina pero se refiere especialmente al proceso de engorde artificial. El método antiguo de anular la puesta de huevos consistía en engañar a la gallina manteniéndola en la oscuridad e en poco espacio para que tuviera poca movilidad. A medida que la ciencia fue avanzando se han intervenido las gallinas muy jóvenes (pollitas) para extirpar el ovario izquierdo para evitar la puesta de huevos, (el otro ovario no funciona en las gallinas).

fotografia

Este procedimiento hace estimular el crecimiento los huesos más largos por lo que las pulardas consiguen un peso muy superior a las gallinas normales. Para su engorde que dura entre 6 y 9 meses comen un 80% de cereales y el resto son derivados lácteos, vegetales y legumbres. La pularda se podría comparar al capón (pollo castrado) pero el resultado y sabor es muy diferente. También ocurre que el tejido ovárico de la pularda en ocasiones se regenera solo y entonces el resultado falla por lo que deben estar vigiladas para controlar que aumentan de peso.

fotografia

Las pulardas de más nombre y valoradas son las de la región de Bresse (Francia) donde la producción tiene Denominación de Origen Protegida. En España se crían en Cataluña y también en Castilla la Mancha y Galicia. Se suele consumir la pularda al igual que el capón en las fiestas navideñas pero también es una carne mu apreciada en la alta cocina y los grourmets.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: