En Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas hay un estanque con cinco pórticosque en hebreo se llama Betesda.

En ellos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos esperando que el agua en movimiento.

Porque un ángel del Señor descendió en ciertos momentos de la piscina y agitaba el agua. Por lo tanto, el primer movimiento se produjo después de que el agua quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese.

Había un cierto hombre que había estado enfermo por treinta y ocho años.

Cuando Jesús lo vio acostado allí y supo que había pasado tanto tiempo así que le preguntó: - ¿Quieres ser sano?

El enfermo le respondió: "Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua, y al mismo tiempo soy yo, otro desciende antes que yo.

Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho y anda.

Y al instante aquel hombre fue sanado, tomó su cama y se fue. Y ese día era sábado.

Entonces los Judios, dijo a uno que había sido curado: "Es sábado, y no es lícitollevar tu cama.

Pero él dijo: "El que me sanó, me dijo:". Toma tu lecho y anda "

Entonces le preguntaron: - ¿Quién es el hombre que dijo: "Toma tu camilla y anda"?

Pero el que había sido sanado no sabía quién lo hizo, porque Jesús se había retirado, al igual que muchas personas en el lugar.

Entonces Jesús lo encontró en el templo y le dijo: He aquí, has sido sanado: no peques más, para que algo peor le suceda a usted.

El hombre se fue y le dijo a los Judios que era Jesús quien lo había sanado.

Por esta razón, los Judios perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en sábado.

Pero Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo también trabajo.

Por lo tanto los Judios aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantabael sábado, sino que llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose igual a Dios.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: