Muchas veces, vamos a los anticuarios y nos deslumbra unos muebles situados en un rincón privilegiado de la tienda sin saber que estamos ante una verdadera pieza antigua. Muchas veces en estas tiendas de muebles confundimos los muebles rústicos con piezas antiguas que carecen del valor que le corresponde. Por eso tenemos que tener cuidado a la hora de comprar muebles si nuestro objetivo es adquirir una pieza antigua.

Mueble antiguo con más de cien años

Se considera que un mueble es antiguo cuando tiene, por lo menos, cien años de antigüedad. Se distinguen, por una parte según el lugar y, por otra, según la época de su fabricación. Los estilos de muebles antiguos se suelen designar: bien por el soberano durante cuyo reinado se ha creado la forma en cuestión: Luis XIII, Carlos III, Reina Ana; bien por el nombre de los periodos intermediarios: Regencia, Directorio, Restauración (asimismo, por el de una época perfectamente delimitada: Imperio, Novecientos); así como por el nombre del artista o artesano que lo introdujo: Hepplewhite, Chippendale, Duncan Phyfe, Boulle, etc. Hasta el siglo XVIII, Francia daba el tono en materia de amueblamiento. Si el diseño del mueble antiguo posee un estilo propio, se suelen designar también por el nombre de la región donde se han desarrollado: flamenco, provenzal, bretón, colonial (con el calificativo del país en cuestión: colonial menorquín, colonial antillano, etc.).

 

 

Claves para comprar muebles antiguos

Para identificar un mueble antiguo hay que tener en cuenta varias reglas elementales:

- El buen sentido. ¿Podía existir este mueble en la época que se le atribuye? Hay muebles que han existido siempre como bancos, baúl, etc. De otros se sabe el momento en que han sido creados (bergéres, cómodas).Por otra parte, suponiéndole la época aparente, ¿podría conservarse el mueble en estado en que se halla? Un mueble con mas de un siglo ha sufrido el desgaste producido por las inclemencias del tiempo y el roce del uso (por ejemplo, las patas, los respaldos, las tallas se hallarán más o menos gastados, estropeados o patinados).

- El procedimiento de montaje del mueble. Se puede fijar perfectamente cada época en que ha aparecido un nuevo procedimiento de montaje del mueble; examinando como está fabricado un mueble, se puede establecer con seguridad la fecha de su creación.

- Las líneas del mueble antiguo. Correspondiendo a cada época un estilo, el mueble debe poseer la línea general que corresponde a la época que se le atribuye. Es preciso pues disponer de datos fiables sobre la evolución de los estilos del amueblamiento.

A la hora de comprar muebles antiguos, hay que saber distinguir si se trata de originales o copias más o menos fidedignas.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: