fotografia

Los habitantes lo que buscan es tranquilidad, pero las exageradas prohibiciones que rigen el el pueblo escocés Firhall,  han despertado muchas quejas y alguien les ha llamado, "ogros que odian a los niños". Y esto no es todo, además de tener muy limitadas las entradas de niños, en el pueblo no se pueden tener animales de corral, patos, gallinas, palomas, etc. Los perros están permitidos pero uno solo por familia.

fotografia

Firhall fue fundado hace ahora 9 años con la finalidad de vivir una vida tranquila por lo que las condiciones para habitar una casa son estrictas. Para residir en el pueblo hay que tener más de 45 años las mujeres para no correr el riesgo de un embarazo no buscado. Los nietos pueden ir de visita pero no todos los días y nunca se quedan a dormir y no pueden llevar a sus amigos.

fotografia

El pueblo no tiene solo prohibiciones, tiene también muchas cosas buenas. Las viviendas que miran al lago son cómodas y nuevas y muy económicas, hay campos de golf rodeados de naturaleza donde se puede hacer senderísmo o pasear al perro. Para comprar una vivienda hay que firmar un contrato en el que se comprometen a no vender la casa a una familia que tenga niños. Es Estados Unidos ya se están preparando terrenos para hacer este tipo de comunidades exclusivas para personas que buscan tranquilidad. En Florida se está construyendo la primera villa cerrada exclusiva para lesbianas y gays.

fotografia

La mayoría de habitantes de Firhall están encantados de vivir sin niños corriendo por las calles y manifiestan: "Ya estamos hartos de escuchar a los padres decir lo inteligentes o listos que son sus hijos". La normativa de "niños no" es la principal razón por la que muchos matrimonios mayores han comprado casa en Firhall y algunos que tiene nietos dicen que ellos ya han hecho lo suyo en la vida y que lo que quieren es vivir en paz y no aguantar pataletas de los nietos porque ya aguantaron las de los hijos.

fotografia

"Los niños y el ruido van de la mano" manifiestan uno de los matrimonios y añaden: "Es un cielo sentarse con una copa de vino y no oír los niños gritando y golpeando las vallas con los balones de fútbol".  ¿El concepto de Firhall se irá implantando en otros países? El tiempo lo dirá...

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: