Las psicosis, trastorno mental grave

LAS PSICOSIS son los tipos más graves de TRASTORNO MENTAL. Desde el punto de vista psiquiátrico las psicosis están caracterizadas por las desviaciones más espectaculares y extremas de la conducta humana. 

De forma resumida, podríamos decir que los enfermos que sufren este tipo de trastorno mental requieren hospitalización, no tienen conciencia de la naturaleza y la gravedad de su trastorno y aceptan impulsos y emociones que normalmente no aceptarían.  Además, las psicosis alteran gravemente la percepción de la realidad y los procesos normales del pensamiento. 

No todas las psicosis son iguales. Por una lado están las psicosis orgánicas y por otro, las funcionales. Las psicosis orgánicas están relacionadas con lesiones del sistema nervioso. Las psicosis funcionales son aquellas que no están producidas por ninguna lesión en el sistema nervioso. Son de dos tipos: Esquizofrenias y trastornos afectivos. Nosotros nos referiremos sólo a las primeras.

La esquizofrenia es un desorden cerebral que deteriora la capacidad de pensamiento, la percepción, las emociones o la voluntad de las persdonas. Dentro de la esquizofrenia hay varios subtipos: 

Un priomer subtipo se caracteriza por la apatía, el aislamiento del entorno, la falta de iniciativa, la disminución gradual de las emociones y el empobrecimiento de los contactos sociales.

Después están las que originan  en el comportamiento del individuo alteraciones espontáneas sin ningún motivo (agitación y deshinibición).

En tercer lugar está la esuizofrenia denominada catatónica. Su característica principal es una marcada alteración psicomotora que puede incluir inmovilidad, actividad motora excesiva, mutismo, etc.  

Por último está la esquizofrenia paranoide: La característica principal de este subtipo de esquizofrenia es la presencia clara de delirios o alucinaciones, aunque el enfermo conserva las capacidades mentales y afectivas.

Afortunadamente, se ha avanzado mucho en el campo de las psicosis. Uno de los cambios más imoportantes ha sido el de la percepción social. Quedan atrás los tiempos en que tener un familiar con algún trastorno mental era motivo de vergüenza. Ya no existen los manicomios a la antigua usanza. Los centros psiquiátricos están perfectamente cualificados para atender a estos enfermos. Las psicosis ya no producen miedo. 

 

 

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: