Cuando estaba en la escuela secundaria, tenía diferentes materias o clases, unas me gustaban, otras no me gustaban, pero cada mes tenía que pasar un examen para ver si estaba preparado en estas clases, en ocasiones me estaba preparado para los exámenes, entonces tenía que estudiar más duro si quería pasar la prueba.

Salmos 17:3 “Tú has sondeado mi corazón, me has visitado de noche, me has probado, y nada inicuo hallaste en mí. He resuelto no pecar con mi boca.”  La Biblia dice que Dios conoce todo lo que existe, y también nuestros corazones y mente, pero aunque ya los conoce, Él nos pone a prueba, es  aquí donde nosotros tenemos que aprender así como en la escuela. Es aquí donde Dios puede encontrar si estamos bien o mal en diferentes aspectos.

El versículo dice “he resuelto que mi boca no haya transgresión” el escritor nos enseña que el hizo una decisión de estar bien con Dios, el quiso pasar la prueba siempre y estar bien ante los ojos de Dios, los cristianos tenemos que tratar siempre de pasar las pruebas.

Job 1:5 “Al terminar los días de convite, Job los mandaba llamar para purificarlos. Temprano de mañana ofrecía holocaustos por cada uno de ellos. Porque Job pensaba: Tal vez mis hijos pecaron y blasfemaron a Dios en sus corazones.” De esta manera hacia cada vez.

Job sabía que el corazón de los hombres tiene que estar limpio ante los ojos de Dios, Él quería que sus hijos fueran vistos por Dios como buenas personas, pero cada uno de nosotros somos responsables por nuestra comunión personal con el Señor.

Proceso de Limpieza

Zacarías 13:9 “Pasare por fuego esa tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, los probare como se prueba el oro. Ellos invocaran mi Nombre, y yo les responderé. Les diré: Pueblo Mío; y cada uno de ellos dirá El Señor es mi Dios.” Para lograr que los metales preciosos como el oro y la plata sean refinados, tienen que pasar por fuego, en la vida cristiana nosotros también pasamos por un proceso, este proceso puede ser doloroso, pero después somos más puros como el oro.

Nos damos cuenta que parte de nuestra vida con Jesús es pasar por la prueba, esto solo trae beneficio para nosotros, pues así somos más fuertes y maduramos espiritualmente. Esto se conoce como experiencias, para tener experiencia se toma tiempo, pero la experiencia es provechosa para aquellos que la poseen.

 Le invito aque visite http://viviendocomohijodeDios.blogspot.com/ y lea más de cómo vivir la vida cristiana.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: