En esta sociedad los instrumentos tecnológicos están al alcance de todos. En los hogares en que conviven menores, ya sean HIJOS, nietos, sobrinos o hermanos debemos ser conscientes de cómo tratar su relación con las redes sociales y cómo prevenir el acceso de los más pequeños a tan peligroso medio. Es fundamental limitar la privacidad y publicar siempre con un mínimo de seguridad. Las precauciones se basan en algunos consejos que nos permitirán evitar el peligro sin dejar de compartir nuestros momentos más entrañables.

En las imágenes no es recomendable que aparezcan los lugares que el MENOR pueda llegar a frecuentar normalmente. Esos lugares van desde su centro de estudios hasta el recinto donde practica su deporte favorito.

Otra regla primordial es la de no realizar instantáneas cercanas a nuestro vehículo ni dar pistas sobre su ubicación o matricula.

No se debe etiquetar al menor en ninguna fotografía ni tampoco añadir información que pueda ir en contra de su integridad pudiendo ser utilizada por terceras personas.

No se debe facilitar ningún dato acerca de actividades o eventos que el menor realice fuera del entorno familiar.

Nunca se debe agregar en las FOTOGRAFÍAS información sobre los horarios en que los niños permanecen fuera de casa ni comentar, por ejemplo, los momentos en que el menor se encuentra solo.

Los equipamientos deportivos o señas de identidad permitirían reconocerlos y encontrarlos, por lo que no es recomendable publicar fotografías que hagan más fácil su localización.

Si nuestros pequeños son retratados a través de un móvil debemos evitar el riesgo de estar localizados desconectando la opción GPS. Es la mejor manera de eludir la responsabilidad de conseguir que nos espíen.

Por encima de todo, estos consejos deben tener la máxima difusión y las redes sociales pueden ayudar a ello si se comparten para actuar de manera correcta. La información en la red deja de ser privada desde en el momento en que la damos a conocer a través de nuestras publicaciones. El contenido de nuestras fotografías y nuestros comentarios necesariamente deben ayudar a la protección de los niños y cualquier precaución es poca a la hora de mantener a nuestros menores lejos de quien pudiera hacerles cualquier daño.

nIÑOS en la red

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: