riqueza

 

PROPERIDAD Y LEY DE ATRACCIÓN

La prosperidad es un bien perseguido por la casi generalidad de la humanidad. ¿Quien no se siente seducido por la prosperidad? Tanto que ha veces se cree inalcanzable para algunos, que resienten amargamente lo esquiva que se torna, se sienten desprotegidos, decepcionados con la vida, incluso yendo más lejos aún, se sienten desgraciados e inútiles para alcanzar la vía que los conduzca a la prosperidad.

No son pocos los despechados, desilusionados, que no comprenden o no tienen la sutileza o el instinto para saber que a lo mejor esta “diosa” que les ha sido odiosamente indiferente la tienen más cercana de lo que piensan, mejor dicho es una certeza. Está dentro de sí; solamente se necesita una cultura de conocimiento, de aceptación, de cultivo y de amor para ponerla en práctica y hacer que trabaje para nosotros. Recuerdan ustedes que lo mejor está en las cosas más sencillas, cosas que ni siquiera necesitan un intelecto elevado pero; mejor si lo tenemos, no estorba; todo lo contrario es relevante, no; imprescindible.

Por otro lado, es necesario que sepamos que existe un Universo que nos apoya, para alcanzar los sueños y, que intrínsecamente estás dotado naturalmente de todos los talentos necesarios para tener éxito, acepta que este mundo es un depósito sin fin de generosidad y, tú tienes todo el derecho como; todos los demás de participar de ella, de su abundancia. Se puede pensar de manera distorsionada, por ignorancia; que solo algunos de “élite” gozan de esta prerrogativa; de ser prósperos y disfrutar de todo lo que el Universo en su infinita posesión de todos los bienes está dado para todos. No hay élites, la justicia universal está dada para compartirla de manera equilibrada y para beneficio de toda la humanidad.

TODO MENTAL

 

Observa con atención a tu rededor, mira de forma critica a las demás personas de tu entorno sin odiosidad ni adustéz, míralos; ellos son individuos con una auto estima alta, con el corazón y la mente abiertas, disfrutan dando y recibiendo, trabajan como el que más y, aunque no suena creíble, la tranquilidad espiritual se manifiesta en lo material. También es cierto, que sin proponérnoslo guardamos creencias dentro de nosotros que nos apartan de la prosperidad, como una muy traída por los pelos últimamente rezando que; ser rico es malo, nada más descabellado, que; el dinero o la fortuna no alcanza para todos. Estoy seguro de que ustedes aunque sea de oídas saben algo de la Ley de Atracción; esta en su conocimiento más básico nos dice que todo es mental, que todo antes de que se manifieste de forma palpable o tangible como ustedes prefieran, primero se gesta en la mente.

FORTUNA

 

Entonces; estamos hablando de que; la negatividad, la prosperidad, la riqueza, y tantas otras cosas positivas o negativas se incoan en la mente, en el pensamiento. Aquí está presentado el conocimiento; sencillo, asequible, práctico. Digamos entonces que tenemos que tener un dominio cierto de lo que pensamos, yo; no se si algunos de ustedes habrá experimentado un deseo vehemente por algo o por alguien que deseamos con intensidad  y casi que por un golpe de magia se nos ha dado, presentado o disfrutado, ahí tienen un ejemplo práctico de lo que podemos atraer a nuestras vidas, de ustedes depende, pensar en positivo o negativo. 

MANCHA1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: