Es una afirmación muy recurrente y acertada que lo importante son las personas más allá de su físico  y que son una serie de valores que caracterizan a una persona los que al final tienen peso y son relevantes así como a la larga satisfactorios.

En mi primera encarnación no fui feo de joven. Tenía un cuerpo más o menos normal y al ser yo una persona interiormente agradable pues no tuve experiencias adversas en estas primeras etapas aunque la competencia era tanta que poco a poco mi personalidad se fue resguardando en si misma para así ir acometiendo menos confrontaciones en la vida diaria para sufrir menos pérdidas en lo personal fracasando más si cabe a base de perder en la misma proporción pero afrontando menos problemas destruyéndome a mi mismo animicamente en un aislamiento que yo sabía que no era natural y que no cumplia las reglas de lo humanamente establecido.

Entonces no podía saber que mi siguiente mision en el mundo iba a ser desenvolverme en otras circunstancias bien distintas. Esta vez con seguridad en mi mismo y con muchas menos limitaciones, la vida se abrió muy distinta y bien completa y aunque no podía saber de mi etapa anterior porque ciertamente ahora en el estado que estoy de periodo entre reencarnaciones tampoco sé del todo los diferentes estado de percepción que me aguardarán en base a la información que tengo y lo que puedo suponer.

En mi primera vida mi inteligencia se mermó con disgustos, en lo sentimental los desengaños y los fracasos se sucedieron hasta el punto de no tener más remedio que resignarme a la soledad sin una fé siquiera de que más allá de esa vida miserable fuera a haber nada más que una muerte y el olvido mientras que no tuve ninguna crisis de fe a lo largo de mi segunda estancia, venida, reencarnación, vida o como queramos llamarlo. Y así sucedió en todos los aspectos. El alcohol y el tabaco me hicieron practicamente perder la vida prematuramente cuando en el otro caso no fueron ni siquiera inconveniente para haber desarrollado una carrera profesional en el mundo del deporte hasta el punto de recibir varias ofertas y en más de una modalidad deportiva.

Se puede ser feliz en el primero de los casos una vez alcanzada la gloria estando ya en el estado en que yo estoy porque ves desde otro angulo la existencia humana pero en el momento que del estado entre rencarnaciones pasamos a la existencia terrena el sufrimiento mayor o menor que vamos a gastar es independiete de la otra vida no terrena y está relacionado con las personas sus circunstancias internas junto con otras externas  y los logros alcanzados y decepciones anotadas.

Al menos habiendo vivido esta dos vidas ahora en esta etapa veo la importancia de tratar de ser lo más sano genéticamente como en los aspectos que al fin repercuten en la genética aunque no veo el modo de transmitir este mensaje a las personas a no ser por ejemplo por medio de alguna persona del mundo. Ya pensaré si servirá de algo que lo haga alguien con problemas para exteriorizarlo o por el contrario una notoriedad de persona como yo ya fui.

Como sujeto partícipe en ambas situaciones puedo equiparar una vida a la otra si bien prefiero la segunda siempre de las existencias porque comprendo y prefiero evitar aquellas secuencias de adn que me definieron como un sujeto menos eficiente en mi primera vida.

Supongo que en algun tiempo alcanzaré otro estado de reencarnación u distinto. Espero que este mensaje sea entendido y recibido tanto en su transcripción como a la hora de ser leido por vosotros. Trataré de hablaros de mis experiencias en un futuro no muy lejano.

Con el corazón a vuestro servicio se despide un amigo.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: