Propiedades del hinojo

PROPIEDADES DEL HINOJO

El hinojo y sus propiedades sobre nuestro organismo

El hinojo es una planta medicinal que se emplea mucho hoy en día y que todo el mundo suele tener en sus casas gracias a sus múltiples cualidades. Estas propiedades las podemos encontrar en las semillas de la planta, en sus frutos.

A estas semillas las conocemos con el nombre de umbrelas. Para que mantengan sus propiedades, en el momento de la recolección las debemos cortar con la mano y siempre que ya estén maduras. Las semillas, si no están maduras aún no tienen todas las propiedades que deben tener y no sirven para tratar las dolencias que más adelante te nombraré. 

Además, es muy importante que en el momento de guardarlas estén almacenadas herméticamente, sin que les toque nada de aire, porque el aire estropea y reduce la calidad del hinojo y sus propiedades

 

Propiedades y usos del hinojo

Propiedades y usos

El hinojo tiene un alto contenido en oleum foeniculi que es el que le otorga la mayor parte de sus propiedades beneficiosas para la salud. Este aceite tiene gran cantidad de mucílago, albriminas, anelol, fencona y azúcares y por eso el hinojo resulta un buen digestivo, a parte de sus cualidades galactogogas, carmitavas y aperitivas.

Normalmente, uno de los usos más comúnes del hinojo es tomarlo después de comer para facilitar la digestión y reducir malestares estomacales. Elimina los gases intestinales de nuestro cuerpo.

Es por eso que se usa en caso de trastornos digestivos y para eliminar gases intestinales.

El hinojo ayuda también a reducir estados de cólico gracias a su poder espasmolítico y analgésico.

Puedes hacerte una infusión de hinojo después de comer si sientes malestares estomacales y sufres estreñimiento o diarrea.

Al ser una planta de agradable aroma, se suele emplear en la indústria cosmética para aromatizar los productos y en pastelería, tanto por su aroma como por ser carminativo y digestivo.

Si tienes problemas oculares, puedes coger unas gasas y empaparlas con extracto líquido de hinojo o infusión de hinojo y aplicártelo en los ojos.

No es difícil de preparar. Sólo necesitas hinojo, o bien extracto líquido o bien hinojo seco, y añadir una cucharada de este hinojo en agua hirviendo, concretamente en un litro. Eso sí, cuando te lo vayas a aplicar en los ojos debe estar el agua templada, sobretodo que no queme. Y antes de ponerte las gasas empapadas del líquido, fíltralo para que no haya trozos y evitar que entren en el ojo. Con que te lo dejes unos poco minutos ya notarás su efecto.

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: