fotografia

Este aceite, también llamado oro líquido por el ligero tono dorado que le da a la piel, proporciona unos resultados sorprendentes y en muy poco tiempo de haber empezado su uso, por lo que es muy recomendable en este tiempo previo al verano, que es cuando mas vamos a lucir nuestra piel.

 

la planta de la jojoba es oriunda del desierto de Sonora, al noroeste de México y las regiones vecinas, noroeste de Arizona y sur de California (Estados Unidos). Es un arbusto perenne y silvestre que suele abundar en las comunidades vegetales costeras del desierto. Es una planta muy longeva que puede pasar de 100 años de vida y en condiciones favorables alcanzar los 5 metros de altura.

Los indios americanos le atribuían propiedades májicas para el cabello. En realidad el aceite de la semilla de jojoba no es una grasa, sino una cera líquida biodegradable y no tóxica.

No se pone rancio y tiene condiciones excepcionales para ser usada en perfumería, lubricantes, ceras, etc. Tiene un tacto untoso y graso y la piel queda suave, tersa e hidratada tras su uso regular.

El ácido linoléico del aceite de jojoba, interviene en la regeneración celular, y las proteínas que ayudan en la nutrición del cuero cabelludo, fortalecen y mantienen el pelo sano.

Este aceite es como una cera que actúa contra en envejecimiento, hidrata las pieles secas, nutre el cabello, facilita los procesos  de regeneración celular y aumenta tanto la elasticidad como la suavidad y firmeza de la piel. También está presente la vitamina E que actúa como antioxidante y protege a la piel de los radicales libres.  

 

 

 

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: