“Prometo” suena a poco

El 13 de enero de 2016 se formó la nueva Mesa del Congreso de los Diputados. En España todavía no tenemos un gobierno en funciones y aun estamos a la espera de saber quién gobernará, o mejor dicho, cuantos pactos habrá.

El miércoles se formó la mesa que dirige y controla las sesiones de intervención y votación de los “señores diputados”. El antiguo presidente fue el popular Jesús Posada y en esta legislatura ha sido elegido por mayoría absoluta el socialista Patxi López.

La variedad de partidos políticos que ocupan el hemiciclo ha dado como resultado que este año se hayan presentado diferentes situaciones que podrían calificarse más de anecdóticas que de políticas.

La gran triunfadora, la que acaparó casi todas las miradas, fue Carolina Bencansa , que llevó a su bebé de seis meses al Congreso. También vimos rastas, diputados que no sabían donde sentarse y algún que otro corrupto que juraba su cargo.

Sin meterme en polémicas y posicionarme con un partido político, me gustaría destacar un momento del evento: la promesa de acatar la Constitución.

El habitual “juro” o “prometo” se convirtió en algo más que una palabra en manos sobre todo del partido político “Podemos”. Cambiando algunas palabras todos venían a decir algo así como: Prometo acatar la Constitución y trabajar para cambiarla, teniendo en cuenta a todo el pueblo. Pablo Iglesias también incluyó el lenguaje de signos para que su mensaje tuviera más eco.

Sinceramente, me parece bien que aunque sea de cara a la galería, se tenga en cuenta a los ciudadanos en un lugar que inicialmente se formó para discutir problemas y buscar soluciones para todas las personas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: